Celebra el Día Internacional de la Concienciación sobre el Ruido

Este 30 de abril, súmate con un minuto de silencio al mediodía y con el hashtag #diasinruido en redes sociales.

Este próximo 30 de abril se celebrará una vez más en todo el mundo el Día Internacional de la Concienciación sobre el Ruido, el cual desde hace más de 15 años se celebra por iniciativa de la Sociedad Española de Acústica (SEA) como una forma de llamar la atención de los ciudadanos de todo el mundo acerca de la importancia del silencio en un mundo cada vez más agobiado por la contaminación acústica.

El lema elegido esta vez por la SEA es “Por un ambiente más tranquilo, controla tu ruido”, invitando a mantener un minuto de silencio a las 12:00h para que cada uno pueda percibir el ambiente sonoro que le rodea y notar cómo podemos contribuir a no perjudicar nuestro entorno acústico. Además, se incentiva a participar activamente difundiendo en redes sociales con el hashtag común #diasinruido.

En Chile, las campañas “Baja el volumen” del año 2009 y “”Escucha el silencio” del 2010, coordinadas por la extinguida Comisión Nacional de Medio Ambiente (CONAMA), dieron el puntapié inicial a las actividades que año a año han continuado las autoridades, principalmente desarrolladas en los últimos años por el Ministerio del Medio Ambiente en conjunto con la Universidad Austral de Chile, las cuales buscan difundir la problemática del ruido ambiental en la comunidad de diversas ciudades, entregando folletos explicativos, dando entrevistas para radio y televisión, y asistiendo a seminarios técnicos y foros universitarios.

En general, para este tipo de actividades se sugiere la difusión de información que ayude a crear en la ciudadanía una mentalidad de cambio en las prácticas nocivas frente al ruido. Sin embargo, no debe dejarse de lado la responsabilidad que tienen los demás actores involucrados, tanto los profesionales, académicos y empresarios del área, así como también las autoridades y administraciones competentes, los cuales debieran buscar la frecuente y sostenida mejora de tecnologías y normativas adecuadas en materia de salud auditiva y ruido ambiental.