Horario de Verano, aprovecha la luz solar al máximo y ahorra energía

En México este domingo adelantamos una hora a nuestro reloj. Prepárate unos días antes para que el cambio no sea tan de golpe.

El primer domingo de abril marca el inicio del horario de verano en México; uniéndose así al resto de los países del hemisferio norte que hace días adelantaron su reloj una hora.

Antes de pensar en cosas como “dormiré una hora menos”, “que lata despertar ‘una hora antes'”, “me roban una hora”, pensemos en los grandes beneficios que ofrece esta práctica.

Datos del Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (FIDE) indican que, durante 2013, el Horario de Verano permitió

  • Un ahorro de mil 224 gigabitios-hora /(GVh) en el consumo de energía eléctrica.
  • Equivalente a mil 635 millones de pesos, de acuerdo al costo promedio kilovatio-hora.
  • Se evitó la emisión de 595 mil toneladas de bióxido de carbono y la quema de 771 mil barriles de petróleo – dado que el país produce electricidad a partir de combustibles fósiles.
  • Tan sólo el ahorro generado durante 2013, equivale al consumo de electricidad anual en el estado de Nayarit.

Aunque nos cueste creerlo, recorrer el reloj una hora marca una diferencia notable. Y, claro, el tiempo resulta algo relativo.

Recordemos que, anteriormente, el sol dictaba la pauta de nuestras actividades; nos despertábamos con el sol, descansábamos cuando se ocultaba. El Horario de Verano es básicamente lo mismo.

En el Mundo Moderno —como le llama César Millán—, esta idea de dejarnos guiar por el astro Sol deja de existir. Estamos totalmente desconectados de la naturaleza y, por lo mismo, nos cuesta trabajo pensar en esos pequeños cambios que en realidad nos trae beneficios a todos.

Ventajas del Horario de Verano

Despertarse a la par del rayo del sol nos da oportunidad de ahorrar energía eléctrica y aprovechar la luz natural al máximo. La clave es ajustar nuestra rutina y tener mucha disciplina para lograrlo.

  • Utilizas menos energía, lo cual se puede ver reflejado en tu recibo de luz.
  • Si tienes un negocio podrían incrementarse tus ventas ya que la gente suele aprovechar la luz de día para hacer mandados.
  • Con más luz hacia la tarde, tienes oportunidad de salir al parque, caminar o correr, sin pretextos.
  • Da oportunidad de pasar más tiempo en familia o con los amigos, realizando actividades al aire libre.

Cómo dar el salto al Horario de Verano

Estamos a unos días de adelantar nuestros relojes, así que todavía estamos a tiempo de prevenir a nuestro cuerpo, adaptarlo de la manera más sutil tan sólo con unos pequeños ajustes en nuestra rutina.

  • Desde mañana intenta levantarte 15 minutos antes, el sábado otros 15 minutos; el domingo estrenarás nuevo horario sin hacerlo de golpe.
  • Si eres de las personas que acostumbra la siesta por la tarde, en estos días evítalo, para que te sea más fácil regular tus horas de sueño por la noche. En un par de semana las podrás retomar sin problema.
  • Evita electrónicos antes de dormir. De preferencia apaga tu computadora, el televisor, todos los distractores unos 90 minutos antes de tu hora de dormir. Aprovecha este tiempo para relajarte y, así, tu cuerpo se preparará de manera natural para dormir.
  • Evita las bebidas estimulantes, especialmente en estos días que te tendrás un cambio tan repentino, así de un día al otro.

¿Por qué lo vemos tan complicado?

Actualmente estamos tan enfocados ese Mundo Moderno, ya sea por el trabajo, por el internet, por las noticias, por los negocios. Muchas veces adoptar este cambio resulta más difícil por los compromisos que tenemos con otros países — como en mi caso que trabajo desde México, con hora de Chile.

Esto ocurre tanto por la diferencia de hemisferio, como por los acuerdos que cada país señala sobre esta práctica. Por ejemplo, Estados Unidos mueve su reloj el segundo domingo de marzo; la Unión Europea debe hacerlo el último domingo de marzo; en cambio, en el hemisferio sur, Chile regresará al horario normal — también llamado Horario de Invierno — el sábado 26 de abril.


Recuerden, todavía hay tiempo para acostumbrarnos al Horario de Verano. Despierta más temprano de manera paulatina — a lo mejor ya lo haces de manera natural, sí, por el sol —. Prepara una rutina antes de dormir, misma que te servirá para estos días y para siempre. Y, no olvides, este sábado antes de irte a dormir adelante una hora tus relojes.