Que no nos baste sólo La Hora del Planeta

Una hora no es suficiente para contrarrestar todo el daño que provocamos en un año, pero por algo se empieza.

Desde 2007 que todo el mundo se une para darle un pequeño respiro a la Tierra con La Hora del Planeta,  este sábado 29 de marzo, a las 20:30 horas en Chile. Esta iniciativa busca que, por una hora en todo el mundo se apaguen las luces y aparatos electrónicos. Pero solo por una hora.

Durante años la humanidad ha sido causa y testigo de la muerte de nuestro querido planeta, debido a la explotación indiscriminada de sus recursos, la contaminación de las ciudades, mares, ríos y la poca o nula conciencia ambiental que por mucho tiempo nubló nuestras conciencias. Pero ahora las cosas han cambiado, y nos estamos dando cuenta del daño que hemos provocado, y que necesitamos revertirlo.

Para contrarrestar el impacto de nuestra actividad humana en el contexto industrial moderno, una hora al año no es suficiente.

Es verdad, por algo se empieza. Con La Hora del Planeta estamos logrando incluso a que grandes monumentos apaguen las luces, dando ejemplo al resto de la ciudad. Quizás ahora es una hora al año, quizás en un tiempo sean 2 horas al año, quizás en un futuro no muy lejano habrá un colapso planetario y tendremos que apagar las luces para siempre.

Hagamos que nuestra vida sea como la hora del planeta, más sustentable, aprendamos a cuidar de verdad nuestro amado planeta, no gastemos energía más de lo necesario, desenchufemos los aparatos electrónicos cuando no los ocupemos, aprovechemos al máximo la luz del sol, seamos eficientes energéticamente siguiendo fáciles acciones no desperdiciemos agua y, por supuesto, apaguemos la luz para apoyar nuestra propia sobrevivencia y calidad de vida, pero lo más importante, presionemos por una política estratégica respecto a la energía, dado a que los esfuerzos individuales, ya no bastan.