Aros de cebolla a la cerveza

La cerveza es ideal para preparar masas muy esponjosas, conoce el truco, para, además, darles su delicioso sabor.

Es común usar cerveza para las masas que van fritas: contiene levadura y “gas”, lo que hace que la masa se infle y quede muy crujiente. Este truco se usa incluso para obtener unas crepas más ligeras. Pero si queremos que la masa tenga sabor a cerveza (¿por qué no querríamos eso?) es importante utilizar una stout, cuyo sabor es suficientemente fuerte para que no lo oculten los demás sabores.

Estos aros de cebolla son ideales para picar durante un partido o una película. Si no cuentas con una freidora tomará un poco más de tiempo, pero puede lograrse. ¡Toma nota!

Ingredientes

  • 2 cebollas grandes
  • 2 tazas de cerveza stout (1 lata grande)
  • 2 tazas de harina
  • 1/2 taza de fécula de maíz
  • 1 cucharadita de polvo para hornear
  • 2 cucharadas de mostaza dijon o mostaza de cerveza
  • 1/2 cucharadita de paprika
  • 1 cucharadita de miel
  • 1/2 cc de sal
  • 4-6 tazas de aceite o manteca para freír

Cómo preparar los aros de cebolla a la cerveza

  1. Rebana las cebollas para obtener aros gruesos
  2. En un bowl, mezcla la harina, la fécula de maíz, el polvo para hornear, la paprika y la sal; aparte, mezcla la cerveza con la mostaza y la miel y después incorpora las dos mezclas
  3. En una freidora u olla profunda, calienta el aceite; sumerge cada aro de cebolla en la masa para cubrirlo bien, retira el exceso de masa y fríe durante unos 6 minutos hasta que estén esponjados y dorados; continúa con el resto de los aros.
  4. Retira el exceso de grasa, puedes poner servilletas de papel absorbente en una charola y colocar sobre ella una rejilla de metal para colocar ahí los aros y que escurra el aceite

Sirve de inmediato con más mostaza o el aderezo de tu elección.