Continúa la contaminación en el río Temascatío

A pesar de las denuncias ciudadanas, el río Temascatío sigue siendo contaminado por 40 empresas.

El río Temascatío no es conocido por estar ubicado en el estado de Guanajuato,  por colindar con el famoso río Lerma, o por tener una longitud de 33 kilómetros, sino por ser uno de los ríos más contaminados de México.

Los responsables de esta situación son las 40 empresas cuyos desechos terminan en el río. Hidrocarburos, glicerinas, grasas animales y vegetales son sólo algunos residuos que se pueden encontrar ahí.

Estos contaminantes han generado un problema de salud pública. De acuerdo a Carlos Álvarez Flores, presidente de la agrupación México, Comunicación y Ambiente, más de 15 mil personas que habitan en Cuarta Brigada, en el municipio de Irapuato, y El Cajón y Los Prietos, en el de Salamanca, han sufrido las consecuencias. Entre los padecimientos más comunes en estas poblaciones son migrañas, afecciones de garganta, problemas en la piel, en el sistema digestivo, y en los ojos.

Además, la mezcla de los desechos de tan diferentes industrias han provocado dos incendios en los últimos 6 meses: uno en octubre y otro la semana pasada.

Pero esta problemática no es nueva, sino que data de hace más de 20 años, en los que se han denunciado las actividades contaminantes e incluso se ha sancionado a los responsables, sin que mejore el estado del río.

Por ejemplo, hace 2 años se denunció la contaminación generada por las fábricas del parque Industrial de Irapuato ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y ante la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA). Entre las empresas señaladas como presuntas responsables encontramos a Petróleos Mexicanos (Pemex), Cementos Mexicanos (Cemex), la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Aceros Guanajuato, Covemex, Danone, Electricidad General Aplicada y Empacadora Gilbert, entre otras.

Recientemente, la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial del estado de Guanajuato clausuró temporalmente 4 empresas como parte de un plan para la limpieza del río.

Esta problemática tendría solución con un poco de voluntad de las empresas contaminantes. Se les ha recomendado pagar por el confinamiento de sus desechos, lo que tendría un costo máximo de MXN $1,000 por tonelada, o bien, construir o modernizar plantas tratadoras de agua. Pero ninguna de ellas esta dispuesta a hacerlo.

Todo esto nos lleva a pensar que las empresas contaminantes no son las únicas responsables, sino que las autoridades no han actuado de forma adecuada y efectiva para evitar que el Temascatío y otros ríos sigan siendo contaminados y generando problemas a las comunidades cercanas.

Fuente: Guanajuato: culpan a 40 empresas de daños ambientales y a la salud (La Jornada)