Lanzan campaña “De Mérida a Ensenada, transgénicos para nada”

Dos movimientos opositores a los transgénicos en México se unen para lanzar una campaña nacional de conciencia social.

A pesar de que el gobierno mexicano ha impulsado de forma sistemática la introducción de semillas transgénicas, la sociedad no se ha quedado de brazos cruzados. Diferentes colectivos y movimientos han surgido en defensa de la biodiversidad y han ganado algunas batallas de forma separada.

En días pasados se anunció el lanzamiento de una campaña por parte de dos muy conocidos colectivos, cuyo lema es “De Mérida a Ensenada, transgénicos para nada”. Se trata de MA OGM, de la Península de Yucatán y Acción Colectiva Maíz, de la Ciudad de México.

MA OGM (No a los OGM, en maya) surgió a principios de 2012, formado mayormente por apicultores mayas, en defensa de la miel y de una de sus actividades económicas tradicionales ante la amenaza de la liberación de soya transgénica. Después de la interposición de recursos jurídicos, lograron suspender los permisos para la liberación.

Por su parte,  en 2013 Acción Colectiva Maíz nace de la preocupación de académicos, activistas, científicos e intelectuales ante la inminente autorización de la siembra de maíz transgénico en etapa comercial. Al intentar una acción colectiva en contra de todas las empresas biotecnológicas, un juez paralizó todas las solicitudes para liberar maíz genéticamente modificado en lo que decide sobre la demanda del colectivo.

Debido a que la soberanía alimentaria se está viendo amenazada por trasnacionales sin escrúpulos, cada día se reduce la producción de miel en el sureste mexicano y  los transgénicos están llegando a las mesas mexicanas, es que los colectivos decidieron unificar su lucha.

Ambos colectivos coinciden en que los permisos que el gobierno mexicano ha otorgado para liberar semillas genéticamente modificadas  no sólo han violado la ley, sino también el derecho de todos los mexicanos a la alimentación, a un medio ambiente sano y a la biodiversidad.

Sus esfuerzos se unen para exigir al Poder Judicial estudie al fondo el tema, es decir, ya no quedarse en peticiones al Ejecutivo y buscar la justiciabilidad de estos derechos violados.

Fuente: Lanzan la campaña “De Mérida a Ensenada, transgénicos para nada” (Emeequis)