Orégano Caxtle, un caso de éxito en la sierra de Hidalgo

Comunidades organizadas apuestan al sueño de producir orégano mexicano y fortalecer a la comunidad. Quizá algún día puedan ir al otro lado “por la puerta grande”.

¿Alguna vez se han detenido a pensar sobre el origen de nuestros alimentos? Actualmente contamos con diversas opciones, entre presentaciones, las marcas, sean nacionales o de importación, con o sin certificado de orgánicos. Pero ¿conocemos la historia de detrás de estos productos? Confieso que hoy tuve que recibir el recordatorio de un medio estadounidense.

En la sierra del estado de Hidalgo existen comunidades organizadas que se dedican a la producción de orégano mexicano, con conocimiento de sus antepasados y un sólo sueño: levantar  la economía de su población. Así nace Orégano Caxtle, con la idea de romper esa tradición de “saltarse al otro lado”, trabajar la tierra y llegar a salir del país por la puerta grande.

Así Daniel Klein y Mirra Fine, de The Perennial Plate, nos cuentan esta historia de éxito, de cómo estas comunidades mantienen a su gente en casa con una mejor opción de vida: trabajar con el orégano.

[vimeo]http://vimeo.com/84590795[/vimeo]

Después de darme cuenta que, precisamente, tengo una bolsa de Orégano Caxtle en mi alacena, me di a la tarea de investigar un poco más al respecto.

El proyecto de cultivo sustentable de orégano, desarrollado en Las Manzanas, Tlahuiltepa, México, forma parte del programa de Opciones Productivas de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

En 2013 recibieron una inversión de medio millón de pesos para el desarrollo de toda la infraestructura y la compra de maquinaria para los procesos del orégano. El Grupo Caxtle tiene a la fecha un cultivo de 19 hectáreas, con 61 productores de las comunidades El Roble, La Laguna y Chichicax-tla, en la misma municipalidad. Para su distribución tienen una alianza con Walmart algo bueno tenían que hacer.

Como ven es un hermoso testimonio de como un producto como el orégano hace que un pueblo se mantenga unido y aquellas personas que se fueron al otro lado están regresando para contribuir de manera local.

A partir de ahora, en cada comida pensaré en todas aquellas personas que hacen posible que mis alimentos lleguen sanos y orgánicos a mi mesa. A todos ellos, mil gracias.

Fuente: One Mexican Community Raises Its Fortunes with Oregano (Grist)