Tapete con calcetines reciclados

Los calcetines sin par que por alguna razón tienes guardados en un cajón, por fin pueden tener un uso digno.

Dentro de la serie Hogar Verde, te enseñé cómo remodelar la recámara reciclando y te hablé de hacer con tus propias manos un tapete de tela vieja. Una lectora me pidió explicar el proceso, así que te lo voy a decir paso por paso.

Rígido:

  • Necesitas calcetines, todos los que tengas. Recorta de estos tiras de aproximadamente 15 centímetros de largo por 4 centímetros de ancho.
  • Una maya de plástico. Puedes encontrarla en tiendas de manualidades o ferreterías.
  • La fabricación es muy simple. Vas a amarrar por la mitad las tiras a la maya sin dejar ningún hueco. Ponle las que sean necesarias, entre más relleno, más cómoda será la consistencia.

    Flexible:

  • Necesitas tiras de la misma medida, 15 centímetros de largo por 4 centímetros de ancho.
  • Un rectángulo de tela gruesa, en el cual harás orificios pequeños cada 3 centímetros. Deben ser pequeños, para que presionen las tiras de tela cuando las metas.
  • Para este caso, mete las tiras de tela por la mitad de igual manera que en el anterior, solo que aquí puedes dejarlas sin hacerles nudo, por eso es importante que los orificios de la base sean muy pequeños, de esta manera logras la consistencia suave y flexible que buscamos.

    tapete1660x550.jpg

    (cc) estrellaylalisdetodounpoco.blogspot.com

    Te recomiendo hacerlo con tela de calcetines porque la mayoría es térmica. Pero también puedes utilizar mezclilla, manta o poliester de las camisas y pantalones que ya no usas.