Hogar verde, remodelar la sala

Si uno de tus propósitos en año nuevo fue remodelar la casa, te voy a dar algunos consejos útiles para que no gastes mucho y reutilices cosas que puedes tener al alcance.

Esta será una serie de post donde te voy a platicar algunos tips para que hagas cambios en tus espacios sin gastar ni producir tanta basura. Hoy te voy a hablar de la sala.

Si tu sala es obscura y quieres iluminarla: Lo primero que se viene a la mente es poner más lámparas, y si bien, es una solución fácil, puedes hacer más que eso.

  • Pinta los muros de blanco o colores fríos (de tono claro), puedes fabricar estuco natural con baba de nopal tú mismo, que es mucho más barato que comprar pintura.
  • Si hay un muro frente a una entrada directa de luz, por mínima que esta sea, coloca en este un espejo grande, de preferencia en vertical, pues esto da sensación de altura.
  • En caso de que tus ventanas sean pequeñas, te recomiendo que utilices cortinas delgadas, casi traslúcidas, para que aunque estén cerradas permitan la entrada de iluminación natural. La sala es una zona no íntima, así que no es necesario tenerla cerrada como un búnker.
  • No satures los muros de cuadros, pues esto crea sombras. Déjalos al natural. Como dice Louis Kahn:

    “El sol nunca supo lo maravilloso que era hasta que se vio reflejado en los muros de un edificio.

    Si por el contrario, está demasiado iluminada y no te gusta así, haz lo opuesto:

  • Pinta los muros con colores cálidos, es decir, café, verde oliva, rojo, marrón, etc.
  • Evita la utilización de espejos, en su lugar puedes poner algún cuadro hecho por ti. Por ejemplo: pega hojas secas, periódico, o corteza de árbol sobre una tabla, luego aplica laca transparente para proteger y listo, tienes un cuadro elegante para colgar en tu sala.
  • No tienes que llenar de colores el sofá, pero si tienes telas viejitas o cobijas que ya no uses y combinen, conviértelas en cojines de diferentes tamaños para hacer más acogedor el espacio.
  • Utiliza cortinas gruesas o si solo tienes delgadas, pon tres juntas y átalas de tal forma que se puedan ver todas las capas. El buen diseño debe tener un punto importante, que no se vea como si fuera un accidente, sino que tú quisiste que todo estuviera justo donde está.
  • Pon plantas vivas, además de crear puntos focales (llamar la atención), van a llenar de vida y calidez tu sala. Eso sí, recuerda regarlas diario y darles el cuidado que merecen.
  • Si quieres darle más altura:

    sillonpallet660x550.jpg

    (cc) www.mueblesdepalets.net

  • Utiliza muebles bajitos. Puedes hacer sillones o mesas de centro con pallets, cajas de verdura y cojines con telas que tengas en casa.
  • También puedes hacer puffs con llantas viejas pintadas de colores o forradas de tela.
  • Si vas a poner cuadros, acomódalos en vertical, nunca en horizontal.
  • Coloca un espejo grande en el piso, recargado en la pared. esto hará que el techo se refleje, lo cual crea una perspectiva más amplia.
  • Si quieres que las cortinas también ayuden, asegúrate que sean de una tela rayada (las rayas deben quedar verticales).
  • Me encantaría decirte cómo fabricar cada uno de los muebles pero me vuelvo loca de amor. Empieza por los pequeños detalles, no te precipites ni desesperes. Si necesitas ayuda llama a un arquitecto o interorista; lo importante es que no gastes en vano en cosas que al final no te van a hacer feliz.