Emplean a indigentes para limpiar Fukushima

Puede ser una buena forma de ayudar a las personas sin casa, otros no opinan lo mismo.

Un reclutador de nombre Seji Sasa, sale cada mañana a buscar indigentes a la estación de tren ubicada en Sendai, al norte de Japón. Los hombres son potenciales peones que Sasa utilizará para enviarlos a contratistas que los pondrán a trabajar en la devastada zona de Fukushima asolada por el gran terremoto ocurrido hace 3 años y la posterior fuga radiactiva de la central nuclear.

Además, solamente recibirían 100 dolares por su trabajo, una cifra por decirlo ridícula teniendo en consideración el peligro que corren al trabajar en ese lugar y exponerse a la radiación. 

indigentesfukushima2660x550.jpg

“Así es como los reclutadores como yo entramos cada día”, dice Sasa mientras camina entre hombres que duermen sobre cartón y se aferran a sus abrigos para combatir el frío del invierno. También es la forma en la que Japón encuentra gente dispuesta a aceptar un salario mínimo por uno de los empleos menos deseados en el mundo industrializado: trabajar en la limpieza de residuos radiactivos en un área del norte del país mayor que Hong Kong, tarea que cuesta al país 35.000 millones de dólares, recaudados a través de impuestos.

Pero entre enero, octubre y noviembre, gangsters japoneses fueron detenidos y acusados de infiltrarse en la red de subcontratas de descontaminación del gigante de la construcción Obayashi Corp y de enviar ilegalmente a trabajadores al proyecto financiado por el Gobierno. Sasa reclutó a varios  sin techo, que después terminaron limpiando el suelo y escombros radiactivos en la ciudad de Fukushima por menos del salario mínimo, según la policía y los relatos de los involucrados. Estos hombres en realidad acababan trabajando, a través de una cadena de tres empresas intermediarias, para Obayashi.

Obayashi, que es uno de los más de 20 principales constructores involucrados en los proyectos del Gobierno para eliminar la radiación, no ha sido acusado de ningún delito. Pero la ola de detenciones ha demostrado que los miembros de las organizaciones criminales más grandes de Japón –Yamaguchi-gumi, Sumiyoshi-kai e Inagawa-kai- habían establecido agencias de reclutamiento en el mercado negro al servicio de Obayashi.

Además de los 56 subcontratistas y las grandes empresas que contratan gente, lamentablemente y debido a  la emergencia la ley de 2011 que regula la descontaminación puso el control bajo el Ministerio de Medio Ambiente el mayor programa de gasto administrado nunca por esta institución, la misma ley también rebajó los controles sobre los licitadores, haciendo posible que las compañías ganaran contratos de limpieza de radiación sin la básica publicación de los mismos y el certificado requerido para participar en trabajos públicos como la construcción de carreteras.

indigentesenfukushima660x550.jpg

Con esto puedo concluir que se está usando a personas sin casa, seguramente inmigrantes, enfermos, gente que el país no necesita, a una suerte de “eutanasia para la ciudad”. Mi perspectiva del asunto es: los contratan para limpiar, les pagan una miserable cantidad de dinero, inclusive menos, ya que las mafias se quedan con el resto, y así nadie responde por ellos luego de trabajar en Fukushima,  limpian el sector, pueden enfermar con la radiación y si mueren, los gobernantes también limpian sus calles y se deshace de las personas sin hogar, los indigentes.

Fuente: Insólito: Utilizan a personas en situación de calle para limpiar Fukushima