logo
Lifestyle 26/12/2013

7 alimentos que no deberías culparte por comer

Si alguno de estos ingredientes estuvo en tu cena de Navidad, no sientas remordimientos.

Por : Ana Diaz

Todos hemos tenido unos deliciosos días de fiesta, y no queremos acercarnos a una báscula (¡En unos cuantos meses!). Es rico el recalentado, el pavo, las bebidas, y para tener un buen borrón de memoria después de semejantes atracones. Pero si te pasaste y quisieras una amnesia instantánea (como las que pasan en las telenovelas), te tenemos buenas noticias sobre algunos alimentos que quizás estuvieron presentes en esa rica cena navideña.

1. Cerveza

Sí, los carbohidratos te hinchan y hacen que aumentes de peso. Sin embargo, hace tiempo hemos hablado de los beneficios al cuerpo que tiene la cerveza. Para empezar, 8 onzas de cerveza aumentan la salud cardiaca, dilatando las arterias que rodean el corazón. Aunque, estos beneficios son sólo cosa de una copa.

2. Palomitas de maíz

Espera antes de ir por ese bote extra grande con extra mantequilla, ese sigue estando en la lista de lo que no debes acercarte. Pero las palomitas sin mantequilla, caramelo u otros sabores son geniales. Las palomitas solas tienen la misma cantidad de antioxidantes que ciertas frutas y verduras. No olvides que estos reducen los riesgos de cáncer, combaten los radicales libres y fortalecen el sistema inmune.

3. Café

La cafeína en el café aumenta la función del sistema nervioso y reduce los riesgos de la enfermedad de Parkinson y diabetes tipo 2. El café también tiene antioxidantes que aumentan la productividad metabólica y ayudan a hidratar nuestro cuerpo. Aunque antes de que pidas ese latte extra grande, recuerda que agregar mucha crema y azúcar a tu café cancela sus propiedades saludables.

4. Pescados grasos

Los pescados grasos están llenos de ácidos grasos omega-6 y omega-3 los ácidos grasos, que lubrican las articulaciones, y la función cerebral. Si no te gusta el pescado, no te preocupes, todavía puedes obtener todos sus beneficios al tomar un multivitamínico aceite de pescado.

5. Anchoas

Al igual que otros pescados grasos, están llenas de esos omegas que ayudan a nuestros cuerpos funcionen lo mejor posible. A diferencia de los peces grandes, las anchoas no tienen casi la misma cantidad de mercurio. Esto significa que puedes comer más, conseguir más beneficios para la salud, y reducir la cantidad de contaminantes que consumes.

6. Pistaches

Estos pequeños frutos secos tienen menos calorías que muchos de sus primos y están llenas de nutrientes. Estos pequeños individuos están llenos de minerales como el cobre y el manganeso y también son una gran fuente de vitamina B. También saben muy bien y son seguros para vestir cualquier comida.

7. Huevo

Los huevos son extremadamente altos en colesterol para el tamaño que tienen. Eso sí, si ya tienes el colesterol alto, aléjate. Estos chicos son altos en proteínas, grasas insaturadas, vitamina A, vitamina B12, y un recuento fantástico aminoácido.

Si estos fueron elementos de tu cena de Navidad, no te sientas tan mal. Si no, quizás sería bueno considerar incluirlos en tu cena de Año Nuevo.

Fuente: Allwomenstalk