logo
Lifestyle 23/12/2013

Dragon Mart se disfraza de proyecto verde con ecotecnología

Dragon Mart intenta vender la idea de un proyecto amigable con la naturaleza, al tiempo que destruye el ecosistema local.

Por : Paulina Lordméndez

Ante el revuelo causado por el fallo a favor de la construcción de Dragon Mart Cancún, se ha anunciado que proyecto comercial funcionará al 100% a partir de energía generada en un parque eólico en Tamaulipas.

Dicha energía será entregada a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) quien a su vez la canalizará a Dragon Mart, según anunció el director del proyecto, Juan Carlos López Rodríguez. Hasta aquí la noticia suena bien, sin embargo, no hay datos sobre lo requerimientos energéticos de demandarán los más de 3.040 locales que conformarán el centro de exhibiciones a entrar en función en 2015.

López también comenta que se espera un ahorro del 13% en la energía de consumo y promete actuar en torno a medidas ecológicas que serán “parte crucial” del proyecto. Entre las ecotecnologías utilizadas en el funcionamiento de Dragon Mart está el sistema de refrigeración “chillers”, que sustituirá la instalación de más de 108 equipos de aire acondicionado.

Un chiller es un aparato que extrae el calor del agua para enfriar procesos industriales que mantiene el líquido refrigerado en modo de frío y caliente en su modo de bomba de calor. Hoteles como Crown Paradise y Great Parnasus cuentan ya con ese sistema en Cancún.

Otra de las medidas ambientales con las que contará Dragon Mart son paneles solares en sus 167 mil m2 de techo y un sistema de ventanales con vidrios fotovoltáicos para generar mayores cantidades de energía a la vez que el agua residual será tratada para su uso en el mantenimiento de sus áreas verdes. Se construirán también hydrocetos y pozos de absorción para la recolección de agua de lluvia.

López Rodríguez señala que los productos ofertados en Dragon Mart, de procedencia asiática o nacional, deberán cumplir con las normas oficiales y serán verificados por el organismo de Normalización y Certificación Electrónica.

Frente a cuestionamientos en la materia hechos al embajador chino en México, Qiu Xiaoqui, durante una visita a Valladolid, Yucatán, deslinda al gobierno de su país del proyecto mientras asegura que se trata de inversión mexicana en su mayoría y que él desconoce el tema por no ser un asunto competente a China.

El uso de energía verde en las instalaciones de Dragon Mart no evitará ni revertirá el daño ocasionado al ecosistema por la destrucción de las más de 500 hectáreas de selva donde será levantado este gigantesco centro de exhibición.

En su sitio exponen diferentes mitos y realidades del proyecto donde mencionan que el terreno sobre el que será edificado Dragon Mart se ha explotado desde hace años, aunque no se hace mención del impacto en la actividad pesquera y de los pocos manglares que quedan en la zona.

Un proyecto verde no tiene que ver sólo con la implementación de ecotecnologías y uso de energías renovables, también vela por la conservación del suelo y el ecosistema del que harán uso. No se trata de paliar el daño hecho a la naturaleza sino de hacer el menor estrago posible, pero es así como Dragon Mart pretende venderle un proyecto verde a México.

Fuente: Dragon Mart, un desarrollo con tecnología verde (Sipse)
Se deslinda China del Dragon Mart (El Economista)
Dragon Mart Cancún