logo
Lifestyle 20/12/2013

Escorpión con Aries

Nunca serán ni simples amigos, no tienen la mínima buena onda entre ellos. Sus frecuencias están a destiempo, una de la otra. El magnetismo de Escorpión no le hace mella al apasionado Aries; simplemente no se interesan mutuamente.

 

El agua apaga el fuego por lo tanto un clásico Escorpión, con toda la intensidad que lo caracteriza, terminaría con las ilusiones de cualquier Aries que se le acerque, pues su poder y su fogosidad chocarían contra un muro de indiferencia.

 

Entre ellos tampoco se recomienda el matrimonio, ni siquiera una sociedad comercial pues la coraza escorpiana no permitiría ni siquiera un simple diálogo ni un pequeño acuerdo, simplemente jamás estarían conectados.

Escorpión, por ser un signo de agua, posee el aplomo y todo el secreto interior que hacen que la comunicación con el impulsivo ariano sea imposible. Tanto los hombres como las mujeres de ambos signos se rechazan y jamás se atraen. El carnero nunca será amigo del escorpión.