logo
Lifestyle 19/12/2013

Leo con Tauro

Son dos islas imposibles de juntar, no poseen la mínima compatibilidad y el secreto de esta falta de comunicación se basa en sus frases clave: para los taurinos el lema es “yo poseo”, y para los leoninos es el “yo quiero”, por lo tanto y ante el requerimiento de Leo, el “querer” implica el desear y el tomar.

 

Tauro huye de los seres que quieren tener sus cosas y de los egoístas que sólo piensan en sí mismos. Tauro es un signo fijo y negativo y Leo es fijo y positivo, lo que significa que ambos no desean cambios en sus bien armadas y estructuradas vidas, pero en uno prevalece la negatividad como en todos los signos de tierra, y en el otro, la positividad, como en todos los signos de fuego. Aunque esto parezca solamente un detalle, es primordial en esta relación.

 

La cautela de Tauro chocaría inmediatamente con la seguridad a ultranza de los leoninos. Toros y leones no deben compartir el mismo espacio.