logo
Lifestyle 18/12/2013

Expertos entregan claves para enfrentar las celebraciones sin excesos

La buena mesa de las fiestas de fin de año y los excesos de comida, una relación que va de la mano. Descubre algunos tips para evitar malestares y que cada bocado sea un placer al paladar.

Por : Paulina Mercado

Nos acercamos rápidamente al cierre de este año, una época especial en que estamos llenos de eventos y compromisos sociales, y donde la comida es protagonista; ni hablar de las celebraciones de Navidad y Año Nuevo, en que las calorías ingeridas aumentan inevitablemente. Pero ¡ojo! Es importante poner atención y evitar los excesos.

Aquí, expertos en nutrición nos enseñan cómo podemos disfrutar de las fiestas de fin de año y aprovecharlas para comer rico, sano y recordar de la mejor manera esos tradicionales sabores y olores de infancia.

Conversamos con el asesor nutricional de Herbalife, Dr. Pedro Barreda; con la nutricionista de Athletics, Ximena Rodríguez, y con el nutricionista y docente, Franco Vega. Ellos nos entregan tips para evitar los excesos y aprender a disfrutar de la comida en estas fechas.

Pedro Barreda, asesor nutricional de Herbalife: “A respetar los horarios de las comidas”

  • Respete los horarios de comidas diarias, aunque cueste debido a las compras y ajetreo propio de estas fechas. Un horario irregular es enemigo de la salud. Está demostrado que saltarse, por ejemplo, el desayuno lejos de ser un aporte para mantener un peso saludable, es un perjuicio. Asimismo, con las otras comidas del día.
  • Tener moderación con los aderezos, picoteos y las mezclas, que son muy frecuentes en estas épocas.
  • Los platos deberán ser proporcionales a la edad de los comensales. No se puede servir la misma porción al niño que al adulto.
  • Ingiera bastante agua, la hidratación adecuada no sólo ayuda a mejorar la digestión, sino que también es un factor decisivo en la prevención de múltiples enfermedades.
  • Lo ideal es mantener una actitud distinta, celebrar estas fiestas en familia alrededor de la comida y no poner la comida alrededor de los comensales. Comer y tomar con moderación y responsabilidad es la clave.

Ximena Rodríguez, nutricionista de Athletics: “La sobremesa es lo mejor”

  • Mastica bien y lento, la señal de saciedad demora entre 15 y 20 minutos en llegar al cerebro. Después de haber comido, distráete con una buena conversación, disfruta el momento y la compañía. La sobremesa es lo mejor.
  • Selecciona los alimentos, come de todo en porciones pequeñas (1/2 taza de arroz o fideos; ½ taza de choclo o arvejas), reduciendo la sal, salsas con alto contenido de grasa y dejando el postre para después.
  • Incluye carnes magras de vacuno, pollo y pavo desgrasado.
  • Prefiere las cremas hechas en casa, con leche descremada.

Franco Vega, nutricionista y docente: “¡Ojo con los postres!”

  • El experto nos invita a poner atención en los postres y las bebidas alcohólicas, que se tornan frecuentes en estas épocas.
  • Los postres tradicionales de navidad, como las galletas no hay problema en consumirlas, pero sí se deben comer con moderación y de forma puntual. Puedes, por ejemplo, consumir 2 a 3 galletas con el té de media tarde.
  • Procura utilizar frutas de la temporada, como sandías, melón, frutillas, piña, pero sin añadir calorías y grasas extras como chocolates y cremas. Incorpora postres caseros, de esos que nos hacía la abuelita.

  • No es necesario reducir la ingesta de alcohol a cero, pero sí limitarlo, ya que éste posee calorías “vacías”, no tiene aporte de nutrientes. Se recomienda por ejemplo, el consumo de un buen vino, si se bebe en forma adecuada, no hará daño (dos copas en el hombre y una copa en la mujer).Fuente: Comunicado de prensa