logo
Lifestyle 18/12/2013

Cómo limpiar el pavo

Si te sientes poco preparado para cocinar tu primer pavo, aquí tenemos algunas sugerencias infalibles para que quede perfecto, sobre todo si es tu primer año en comprarlo congelado. ¡No te preocupes!

Por : Ana Diaz

Se acerca la cena de navidad y ya has decidido cocinar un pavo. Hasta ahí, todo perfecto. Pero, ¿Qué va a pasar cuando lo saques del empaque? ¿Has pensado que, en realidad no se encuentra tan listo para cocinarse?

No importa si lo trajiste del supermercado, o fuiste por él a una granja. Es necesario que el pavo esté limpio antes de comenzar con la tarea de cocinarlo. Pero no te preocupes, te tenemos una guía que te ayudará a dejarlo listo sin problemas.

1. Descongela el pavo

Lo primero que hay que hacer para asegurarnos de limpiar el ave, es ponerla a descongelar en el lavabo. No le quites aún su envoltura. El tiempo que tarda el pavo en descongelarse depende del peso del mismo. Cada kilo del pavo tarda una hora en descongelarse, aproximadamente. Así que dependiendo de su peso, debes calcular cuántas horas se requieren para descongelarlo. O sea, un pavo de 7 kilos tardará 7 horas en descongelarse, uno de 6 kilos 6, y así sucesivamente.

Si decides descongelarla en el refrigerador, tardará mucho más. Así que calcula con anticipación. En el refrigerador, dos kilos y medio tardan 24 horas en descongelarse. Así que un pavo de 5 kilos necesitará 48 horas en el refrigerador y uno de 7, 3 días en total.

Cuando el pavo es fresco, este es un paso que no es necesario. Y tampoco los dos siguientes.

2.Comprueba que el pavo está bien descongelado

Y muy importante, antes de sacarlo de su envoltorio. Aprieta el ave alrededor del empaque para ver si encuentras algún punto duro o muy frío.

3. Quita el exceso de agua

Aún sobre el lavabo, o sobre un recipiente grande, realiza un pequeño orificio en la envoltura para sacar el exceso de agua. Una vez que lo hayas hecho, ahora sí, ya puedes quitar la envoltura.

4. Enjuaga el pavo

Con agua fría, enjuaga toda el ave. Es necesario desamarrar las patas para poder limpiar todas las cavidades. Una vez desamarradas, busca dentro la bolsa de menudencias y descártalas, o déjalas a un lado. Ahora sí, enjuaga todos los rincones del ave.

5.Déjalo secar

Apúntalo hacia abajo y sacude un par de veces para que el agua escape. Déjalo un rato sobre toallas de papel para que la gravedad termine el trabajo de secar el ave.

Una vez listo, ya puedes empezar a cocinarlo como más te guste. Eso sí, no olvides limpiar bien con cloro la superficie donde trabajaste con el pavo.

Fuente: Wikihow