logo
Lifestyle 17/12/2013

Pechuga de pavo a la sal

Una de las cocciones que encierra mejor el sabor original de los preparados, todo gracias a el cierre hermético de la sal sobre la pechuga de pavo.

Por : Paulina Mercado

De seguro pensaste que esta receta sería un completo desastre. Al contrario, al sal que se utiliza en la elaboración de estas carnes -o verduras, también- provoca que se forme una barrera protectora que concentra los jugos naturales del alimento, dándole un toque de sal justo, encerrando sus nutrientes y sabor exquisito.

Sirve acompañado de la salsa y disfruta de una preparación particular que sigue encantando paladares.

Ingredientes

    • 1 pechuga de pavo
    • 1 kilo de sal gruesa
    • ramitas de romero fresco

Para la salsa

  • 1 yogur de soja (o normal)
  • 1 c/c de mojo canario (un centímetro cúbico de salsa picante)

Cómo preparar la pechuga de pavo a la sal

  1. Prepara la pechuga de pavo, puedes atarla como se hace con las carnes para asar o utilizar una malla elástica. Haz una cama de sal en un recipiente que quepa en el microondas y que tenga cierta altura. Rocíala con un poco de agua.
  2. Coloca la pechuga de pavo sobre la sal y cúbrela con el romero, a continuación cubre con más sal gruesa y rocía con un poco de agua. La sal debe cubrir ABSOLUTAMENTE la pechuga, si te queda sin cubrir un pequeño trozo, ese se reseca.
  3. Cocina el pavo en el microondas durante 20 minutos o durante 1 hora y media en el horno tradicional. Después, déjalo enfriar, rómpele la costra con la punta de un cuchillo y saca a través del corte la pechuga. Retírale las ramas de romero, quítale la red y pásale un paño limpio ligeramente humedecido.

Fuente: Gastronomía y Cia.