logo
Lifestyle 05/12/2013

En el #DíaDelVoluntario: Un especial saludo a Los Guerreros del Arco Iris

Matías Asún, Director de Greenpeace Chile, dedica a sus voluntarios una sentida carta por su labor defendiendo y preservando la paz y el medio ambiente, en el Día Mundial de los Voluntarios como Agentes de Cambio en sus Comunidades.

Por : Matías Asun

Hoy 5 de diciembre se celebrara el  Día Mundial de los Voluntarios como Agentes de Cambio en sus Comunidades. Esta versión está especialmente dedicada a conmemorar la contribución que realizan a la paz mundial y al desarrollo humano sostenible.

Son millones de voluntarios en el mundo que entregan su tiempo y voluntad para hacer suyas tareas que en realidad son de todos. Y ese universo es cada día más amplio: Desde apagar incendios hasta  levantar proyectos sociales con asesorías legales o financieras, desde ayudar a discapacitados hasta denunciar a quienes destruyen nuestro planeta.

Hace ya mucho tiempo cuenta la leyenda que una anciana de la tribu Cree señaló una profecía que con el tiempo le dio nombre a nuestra acción en Greenpeace:

Llegará el día en que la codicia del hombre hará que los peces mueran en los ríos, que las aves caigan de los cielos, que las aguas ennegrezcan y los árboles ya no puedan tenerse en pie.Y la humanidad, como la conozco, dejará de existir.Llegará un día en que la Tierra caiga enferma, pero cuando no queden apenas esperanzas, algunas personas despertarán de su letargo.Llegará un día en el que muchas personas se levantarán para formar un mundo nuevo de respeto por el Gran Espíritu de la Tierra. (…) Ellos serán la clave para la supervivencia de la humanidad, y serán conocidos como “Los Guerreros del Arco Iris”.

Esa profecía señala el espíritu del voluntariado de Greenpeace y es a ellos a quienes quiero dedicar especialmente este saludo hoy.

Como varios aquí ya saben un grupo de 30 de ellos –voluntarios activistas y tripulación- fue injustamente detenido mientras protestaba pacíficamente contra los inminentes derrames de petróleo en el Ártico pasando dos meses apresados en inhospitas cárceles en Rusia. Sufrieron ese castigo por sus convicciones; proteger el  equilibrio climático del planeta para evitar que desastres naturales  cobren la vida de miles de especies y seres humanos. Las empresas petroleras que incitaron ese castigo y aún quieren destruir el Ártico intentaron detenernos pero no pudieron, ni van a poder.

Sin esa convicción, ese sentido de unidad, ellos no estarían logrando resistir esta injusticia. Si bien recibieron libertad bajo fianza, siguen negándoles la posibilidad de salir de Rusia y enfrentan un juicio por delitos que no cometieron jamás. Su esfuerzo ha logrado despertar a millones de personas , para demandar a Rusia justicia, libertad y compromiso en el cuidado del Ártico. Sin ellos, sin esa voluntad y compromiso, no estaríamos en una cruzada histórica para impedir que la ambición sin medida destruya el Ártico y la vida como la conocemos.

Hoy son miles los que cultivan ese espíritu rebelde, de esperanza y paz, en múltiples formas, dimensiones y territorios. Es por eso que hoy apelo a cada uno de ustedes que comparten ese mismo espíritu puedan hacer algo concreto; escriban a la embajada de Rusia en sus países para que esos 30 “guerreros” queden en libertad y el Ártico sea protegido de una vez por todas.

Pronto te estaremos escribiendo para contarte novedades.