Pastel de mandarina

Una opción diferente para esta fruta de temporada.

¡Mandarinas, lleve sus mandarinas! Acabo de verlas a cinco pesos mexicanos el kilo, casi-casi te pagan para que te las lleves. ¿Qué hacer con tantas mandarinas aparte de un jugo o una salsa? Bueno, un pastel, que además lleva aceite de oliva en lugar de mantequilla, lo que le da un toque muy sofisticado. ¡Pruébalo!

Ingredientes

  • 3 mandarinas medianas
  • 2 huevos
  • 1 1/4 tazas de azúcar
  • 3/4 taza de aceite de oliva
  • 1 1/2 tazas de harina
  • 1/4 cc de bicarbonato de sodio
  • 1/2 cc de polvo para hornear
  • 1 pizca de sal

Cómo preparar el pastel de mandarina

  1. Precalienta el horno a 200° C
  2. Pela las mandarinas y licúalas para otener 2/3 de taza de jugo con pulpa, retira las semillas, si se pasan de los 2/3 de taza desecha el resto o el pastel quedará demasiado húmedo.
  3. Mezcla los huevos, el azúcar, el aceite de oliva y el jugo de mandarina.
  4. Cierne los polvos y agrégalos poco a poco a la mezcla.
  5. Vierte en un molde profundo, tipo de panqué o de pastel pequeño y hornea durante 40 minutos.
  6. Desmolda cuando esté frío.

Pero el verdadero secreto de este pastel es comerlo hasta al día siguiente. Resiste la tentación y verás que vale la pena.