No a las construcciones en el Nevado de Toluca

Aunque el gobierno mexicano rechaza que se edifique en esta área protegida, los ejidatarios del Nevado de Toluca no se confían.

A inicios de octubre, el decreto presidencial que modificó el estatus de parque nacional del Nevado de Toluca a área natural protegida causó mucha polémica.

Con esta decisión, el nivel de protección ambiental a esta zona se redujo considerablemente, pues su nuevo estado permite actividades como el turismo, la tala controlada, la agricultura y la construcción.

Precisamente esta última posibilidad ha sido la que más ha alertado a la población, pues se especula que el gobierno permitiría la edificación de desarrollos inmobiliarios y centros comerciales. Incluso, se especuló sobre la creación de un campo de golf y de una zona de esquí. No obstante, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales -encargada de la zona del Nevado de Toluca- ha desmentido esa posibilidad.

El titular de la secretaría, José Guerra Abud, señaló que el decreto no contempla la inversión privada en el Nevado de Toluca. De acuerdo con el secretario, la idea es que las 10 mil personas de los núcleos ejidales dueños de las tierras circunvecinas al volcán, puedan tener una actividad económica regular; la mayoría de ellos sobreviven con base en la tala clandestina y el pastoreo.

No obstante, los ejidatarios ven con malos ojos el decreto, ya que consideran que abrió las puertas a la iniciativa privada sin previa consulta a los habitantes (aunque ante los cuestionamientos, el Programa de Manejo del Nevado de Toluca sí se ha sometido a consulta pública).

Los ejidatarios ya han interpuesto recursos de amparo para defender sus tierras, acusando que el presidente Peña Nieto no respetó el artículo 14 de la Constitución, que da “garantía de audiencia” a quienes se les priva de un derecho.

Para los ejidatarios, el cambio de estado a área natural protegida obedece a una simulación; desde su perspectiva, se hace en pos de obtener mayores ingresos y fomenta la explotación, en lugar de proteger y resguardar la flora y fauna de la zona. Para los habitantes, los cambios se han dado de una forma muy extraña y, a pesar de las declaraciones de Semarnat, no se confían del gobierno mexicano. ¿A quién le creemos?

Fuentes: Habrá cero construcciones en el Nevado de Toluca, afirma Semarnat (La Jornada) y Ejidatarios del Nevado de Toluca: “no permitiremos el despojo” (Proceso)