Lifestyle

Perfectos desayunos mexicanos [Receta]

Contundencia, sabor y muchas energía. El desayuno mexicano está cargado de exquisitos ingredientes y preparaciones, como los clásicos huevos mexicanos.

Sin duda el desayuno es la comida más importante del día porque funciona como nuestra principal fuente de energía para enfrentar las actividades cotidianas. Este tema en México se toma muy en serio, los desayunos son sorprendentemente completos, variados, contundentes y siempre son un deleite al paladar.

Sin embargo, los desayunos tradicionales mexicanos en algunas ocasiones me han hecho sentir como Adam Richman en Man v. Food, sobre todo, porque estaba acostumbrada a la sencilla tostada con mantequilla y café o los cereales con leche. Esta diferencia de hábitos me la hizo notar mi suegro, que tras visitar Santiago decía que nuestros desayunos en Chile eran raquíticos –desayuno continental de hotel–, lo cual para muchas personas no está lejos de la realidad por falta de tiempo.

Los mexicanos se lucen con sus desayunos, podemos empezar con un plato de frutas de la estación, jugo natural, licuado de frutas con leche o pan dulce y café. Para seguir, el platillo de fondo puede ser: chilaquiles, que son trozos de tortilla o totopos fritos, bañados en salsa picante, con pollo encima, queso y crema; enchiladas, son tortillas de maíz rellenas de pollo, generalmente, bañadas en salsa picante; los tamales –similares a las humitas chilenas, aunque existen muchas variantes–, que pueden ser dulces o salados y con diferentes rellenos; y los huevos, que pueden ser preparados de muchas formas, pueden ser rancheros, divorciados, bandera, estrellados, navegantes… en fin. No obstante, estas opciones son más bien generales, porque si vamos de región en región descubriremos otras sabrosas preparaciones.

Algunos desayunos típicos por región son: en Monterrey es común la machaca –carne seca deshebrada, una delicia que me recuerda al charqui–, la cual preparan con huevos y chiles, acompañado generalmente de tortillas de harina; en Pachuca, es común que el desayuno de fin de semana –según algunos muy eficaz para la resaca– sea la barbacoa, que es carne de borrego (cordero) preparada al vapor con pencas de maguey en un horno hecho en la tierra, también consumen su consomé –algo pesado para el desayuno cuando no estás acostumbrado, pero muy sabroso– y por supuesto acompañado de unas tortillas recién hechas; en Puebla, unos deliciosos molletes, éstos son rebanadas de pan tostadas en una plancha con mantequilla, con una capa de frijoles, otra de queso y chorizo o jamón, aunque también pueden ser unos molotes, que son similares a una empanada frita pero la masa es con harina de maíz y contienen diversos rellenos; en Motul, son comunes los huevos motuleños, son huevos fritos sobre una tortilla untada con frijoles, y encima salsa de jitomate (tomate), jamón, queso y plátanos fritos; y,por último, en Acapulco el aporreado o aporreadillo, que es una mezcla de carne de cerdo o de res con huevo, jitomate y chile (ají).

Existen muchas otras preparaciones regionales y aunque algunos platillos se parezcan, cada estado le otorga su particularidad a cada receta, por lo que el tour gastronómico en México es casi interminable. Sin duda, mis platillo mañanero preferido son los huevos, muy prácticos de hacer y deliciosos para comenzar el día, les dejo la receta de los Huevos a la mexicana, no olviden sus tortillas calientes, los frijolitos y algún licuado de frutas o jugo natural.

Ingredientes

  1. 2 huevos
  2. 1 jitomate (tomate)
  3. 1 trozo de jalapeño (ají)
  4. ¼ cebolla pequeña
  5. aceite
  6. sal

Cómo preparar los huevos mexicanos

  1. Picar en cubitos pequeños la cebolla, el jalapeño y el jitomate.
  2. Freír en una sartén hasta que la cebolla esté transparente.
  3. Incorporar al sartén los huevos previamente batidos con un tenedor.
  4. Salar y remover hasta que estén cocidos.

Consejo

Acompañar con tortillas de maíz idealmente y con una porción pequeña de frijoles refritos.

Tags

Lo Último


Te recomendamos