Hongos fritos con mantequilla, ajo y perejil

Seguimos en la búsqueda de las recetas más perfectas para preparar los hongos, y debo decir que está se queda demasiado cerca. Es genial, sencilla y rápida para esos días fríos.

De los elementos y alimentos de la cocina que descubrí tarde en la vida (y lo admito), fueron los hongos. Que además están llenos de posibilidades. Me encantan las tapitas de champiñón rellenas de parmesano, perejil y migajas de pan, pero eso no quiere decir que deje de buscar la siguiente receta perfecta para hacer unos ricos honguitos.

Hay muchas razones para cocinarlos y desearlos, ya que que fortalecen tu sistema inmune, porque están cargados de vitamina D y te ayudan a perder peso. No voy a caer aquí en el cliché de que además son deliciosos, pero saben que es verdad. Como buena foodie internáutica, hace unos días navegaba por Pinterest y crucé con esta receta que me parece demasiado perfecta para estos deliciosos fungis y me era irresistible compartirla con ustedes.

Tiempo de elaboración | 25 minutos
Dificultad | Fácil
Personas | 4

Ingredientes

  • 500gr de champiñones frescos, limpios
  • 3 dientes de ajo, picado
  • ¼ taza de aceite de oliva extra virgen
  • 2 cucharadas de sal kosher
  • Vinagre balsámico
  • Pimienta recién molida negra
  • 4 cucharadas de mantequilla sin sal, cortada en trozos pequeños
  • 3 cucharadas de perejil picado

Cómo hacer hongos fritos con mantequilla, ajo y perejil

Precalienta el horno a 200 grados Celcius. Mezcla los champiñones, ajo, aceite de oliva y vinagre balsámico en un molde para hornear poco profunda. Sazona al gusto con sal y pimienta.

Esparce la mantequilla de manera uniforme sobre la parte superior y asa hasta que los champiñones estén dorados, unos 20 minutos. Retira la sartén del horno y espolvorear el perejil. Sirve caliente.

¿Qué les parece? ¿A poco no se antoja? Yo, aprovechando que tengo libre la tarde, me lanzo a comprar mis ingredientes. Que lo disfruten y me cuentan cómo les fue.

Fuente: Picture-perfect meals