Pasta con calabacitas y limón

Una receta para presupuestos apretados que se prepara rápidamente pero no por eso deja de ser gourmet.

El reto principal en la cocina del estudiante es el presupuesto, pero no es el único: el tiempo también es un factor importante cuando tienes que combinar clases, tareas, lecturas quizá un trabajo de medio tiempo y una vida social más o menos funcional. Además, todo esto implica a veces que llegas a tu casa después de tu hora habitual de comida y ya te mueres de hambre: si tienes que cocinar algo complicado casi caes en la tentación de comerte los ingredientes por separado y crudos (me ha pasado). Por eso les comparto hoy una de mis recetas ganadoras de mis años de universidad. Es muy barata, los ingredientes no son nada complicados de conseguir (pasta, calabacitas, limón), y se prepara muy rápido, aunque no por eso pierde su toque gourmet.

Ingredientes

  • 400 gramos de pasta
  • 4 litros de agua
  • 4 calabacitas
  • 100 gramos de mantequilla
  • 1 diente de ajo
  • sal y pimienta
  • 1 limón mediano con piel brillante y lisa
  • parmesano rallado

Cómo preparar la pasta con calabacitas y ralladura de limón

  1. En el sartén caliente, derrite la mantequilla y dora en ella el ajo triturado. Mientras ralla muy finamente las calabacitas
  2. Agrega las calabazas con todo y el agua que soltaron a la mantequilla, y remueve constantemente hasta que queden secas; agrega sal y pimienta
  3. Aparte, lava bien el limón y ralla toda la cáscara, mezclala con el jugo del limón, quita las semillas
  4. Prepara tu pasta y sírvela
  5. Vierte encima de la pasta la cantidad de salsa deseada, agrega el jugo y ralladura de limón y revuelve
  6.  Acompaña con parmesano rallado

Si no vas a comer todo en una sentada, guarda la pasta en agua fría y la salsa por separado, de esta forma se conserva más tiempo y más rica. ¡Provecho!