Fresas al vino con crema mascarpone

Imagínate esas frescas y dulces frutillas que se maceran con vino tinto y azúcar, acompañadas con una porción generosa de crema de queso mascarpone… La felicidad en pocos pasos, sólo en este seductor post.

Pasar por las ferias y ver cómo las fresas o frutillas comienzan a inundar todo el lugar con su aroma es, simplemente, maravilloso. Las infinitas posibilidades suman punto a llevarlas a casa e inventar un plato rico para compartir.

Esta vez, desde el blog de Mimi Thorisson, se desprende una delicia que resalta todas las maravillas de esta bella fruta, como llevarlas al vino y disfrutar con un poco de crema con queso mascarpone. ¿Tentador? ¡Sublime!

Aprovecha esta fruta, y cuando la lleves a casa haz con ellas algo rico muy pronto, porque si las dejas estar comienzan a mostrar algunas marcas propias del tiempo.

Tiempo de elaboración|5 horas (añadiendo el tiempo de macerar en el refrigerador)
Dificultad|Media
Personas|6

Ingredientes

  • 400 gramos de frutillas o fresas
  • 1 taza de vino tinto
  • 1/4 taza de azúcar

Para la crema:

  • 3/4 taza de crema (para montar)
  • 1/2 taza de queso mascarpone
  • 2 vainas de vainilla (un corte en todo lo largo y raspar las semillas con la punta de su cuchillo. De no tener vainilla, use esencia)
  • 2-3 cucharadas de azúcar en polvo (tamizado)

Cómo preparar fresas al vino con crema mascarpone

  1. Cortar las frutillas en mitades, o más partes, y macerar en la taza de vino con azúcar. Llevar al refrigerador por 4 horas como mínimo.
  2. Para la crema: mezclar todos los ingredientes (crema, mascarpone, granos de vainilla y el azúcar) y batir durante 4-5 minutos hasta que esté todo reunido.
  3. Al momento de servir coloque una cantidad generosa de la mezcla de crema en cuencos de postre. Agregar las fresas y salsa de vino en la parte superior, según el gusto.

Fuente: Mimi Thorisson