Tortilla de papas y brócoli

En pocos minutos tiene a mano una exquisita forma de mezclar las papatas y el brócoli o brécol, todo unido en una tortilla que puedes acompañar con una fresca ensalada.

Se trata de una de las preparaciones más comunes de hacer con pocos ingredientes y unos cuantos huevos. La tortilla de papas es muy popular como tapa, para comer en bocadillos o para solucionar una cena en pocos minutos.

Como señalan en el Libro Gran Escuela de Cocina, esta tortilla es pariente cercana de la fritatta itlaliana . Si lo desea, la receta base puede variar según le apetezca, agregando verduras, queso, jamón, entre otros. Pruebe también las versiones de champiñones, mariscos y espárragos. ¡Muy delicioso y rápido de hacer!

brocoli-1.jpg

(cc) jlastras |Flickr

Tiempo de elaboración|60 minutos

Dificultad|Fácil

Personas|4

Ingredientes

  • 2 patatas (o papas) grandes
  • 300 gramos de brócoli
  • 1 cebolla
  • 3-4 cucharadas de aceite de oliva
  • 5 huevos
  • sal
  • pimienta negra
  • 1/2 cucharadita de pimentón picante
  • nuez moscada rallada

Cómo preparar la tortillas de patatas con brócoli

  1. Pele las patatas y córtelas en dados de ‘,5 cm. Lave el brócoli y sepárelo en ramitas del tamaño de un bocado. Corte el troncho (o tallito) y córtelo en dados. Corte la cebolla y piquela muy fina.
  2. Caliente 2 cucharadas de aceite en una sartén de unos 24 cm de diámetro y fría las papas a fuego lento entre 10 a 15 minutos, removiendo para que no se doren demasiado y se endurezcan por fuera. Añada la cebolla y el brócoli y siga rehogando entre 5 a 10 minutos.
  3. Cuando las patatas estén hechas y el brócoli aún esté al dente, aparte la sartén del fuego. Bata los huevos en un bowl y condiméntelo bien con sal, pimienta, pimentón y nuez moscada. Añada el sofrito y mézclelo todo.
  4. Caliente en la sartén 1 cucharada de aceite de oliva hasta que, al meter la punta de una cuchara de madera, se formen burbujitas. Vierta en la sartén la mezcla de hortalizas y huevo, remuévalo bien y déjelo a fuego lento para que cuaje el huevo.
  5. A los 3 o 4 minutos se formará una costra por debajo, una capa cocida de la tortilla. Dele entonces la vuelta a la tortilla: apoye en el borde de la sartén un plato boca abajo y sujételo con una mano. Con la otra, agarre el mango la sartén, y dele a todo la vuelta a la vez de manera que la tortilla quede en el plato. A continuación, deje resbalar la tortilla a la sartén con el lado sin hacer hacia abajo . Si lo prefiere, ayúdese con una pala de cocina. Haga la tortilla por el otro lado unos 3 o 4 minutos, hasta que el huevo esté a su gusto.
  6. Si la tortilla le gusta muy hecha, compruebe que el huevo esté totalmente cuajado clavando un cuchillo en el centro y haciendo un huequecito para ver el interior. Sírvala bien caliente.

Fuente: Libro Gran Escuela de Cocina