México ha realizado más de mil acciones contra el cambio climático

Según reporte de INECC, en las últimas dos décadas se han realizado estas acciones sin coordinación, ni planeación integral.

En rueda de prensa, María Amparo Martínez Arroyo, directora del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) aseguró que en los últimos 20 años México ha realizado más de mil acciones en contra del Cambio Climático. A pesar de esto, seguimos contribuyendo al incremento de la temperatura a nivel global.

Nuestro país contribuye con un 1.4% de las emisiones de dióxido de carbono a nivel global, quedando en el lugar número 12. Recordemos que hace unas semanas, el mismo INECC dio a conocer que México es el país con mayor incremento de temperatura, con 1 grado completo; mientras la media mundial es sólo la mitad.

De manera natural, el planeta Tierra tiende a un “cambio climático”. Son ciclos de cambio de temperatura que ahora se están intensificando por la actividad humana; algo que se comenzó a reflejar desde los años de la década de 1920.

El incremento de temperatura ha intensificado las sequías, los tornados, los golpes de calor y los huracanes, tanto en el Atlántico norte como en el Pacífico Central. México resulta más vulnerable por dos factores: por su ubicación justo en el cruce del Trópico de Cáncer y por tener una amplia extensión en litorales, que alcanza 11.2 mil kilómetros.

Las acciones realizadas no se han visto reflejadas en términos de temperatura, ni reducción de emisiones, mucho menos en el efecto de los desastres naturales. El principal problema es que estas acciones carecen de coordinación y planeación, que incorporen gobierno, ciudadanía, empresas e instituciones.

Aún cuando se disminuyan las emisiones de carbono, el incremento de la temperatura es una tendencia natural. Si bien tenemos la responsabilidad de tomar las acciones necesarias para reducir nuestra huella y las emisiones de CO2, también debemos ser conscientes que, invariablemente, el golpe de la naturaleza se irá intensificando.

El gobierno debe ser consciente de esto, de las necesidades de la población y los riesgos que enfrenta. Lo que México necesita es un plan integral, que combata los puntos vulnerables: una reforestación consciente para crear protección del agua; respetar los manglares, los pantanos y los ríos, que sirven como barreras naturales; no erosionar la tierra, para evitar deslaves.

¿El gobierno, las instituciones, nosotros, como ciudadanos, aceptaremos la misión?

Fuente: La Jornada

FotoLucy Nieto (Flickr) / (cc) by-nc-sa