Lifestyle

Sopa de tomate, reconfortante y deliciosa

Para todos aquellos que buscan algo reconfortante, delicioso y muy saludable. Ya sea para combatir el frío o las penas del corazón, una sopa siempre es una buena alternativa.

Hay muchas razones para elegir una sopa como parte de tu comida. Una de ellas es el hecho de que una sopa te mantendrá con esa sensación de estar lleno durante más tiempo. Dicen por ahí que es uno de esos secretos de las dietas que han estado siempre muy bien guardados. Es una buena razón para siempre incluirla en tus comidas, pero sabemos que no es la única que tenemos.

La cosa es que, además de deliciosas, las sopas son de esos platillos que nos hacen sentir instantáneamente mejor, tengamos lo que tengamos: dolores del alma, de garganta, o una gripa, la sopa siempre es la respuesta. Recuerdo que en la universidad tenía una amiga con la que solía ir por un buen caldo tlalpeño cuando terminaba con algún novio. Ni qué decir, de inmediato me sentía mil veces mejor y se me quitaba esa falta de hambre que le da a uno cuando está muy triste. Aunque claro, les recomiendo que si es para penas del corazón tomen siempre sus sopas acompañados.

Además de todos esos beneficios de la sopa, hay razones muy buenas para que intenten esta receta en casa. El tomate tiene propiedades antioxidantes, es bueno para tu corazón, ayuda a controlar el asma, es bueno para tus huesos y agrega una buena cantidad de vitamina A a tu organismo. Todo eso además de ser riquísima, así que vayamos sin más a una receta genial para comenzar la semana.

Tiempo de elaboración | 40 minutos
Dificultad | Fácil
Personas | 4

Ingredientes

  1. 1 cda. de mantequilla sin sal
  2. 1/2 taza de cebolla picada
  3. 1/3 taza de zanahorias picadas
  4. 1/3 taza calabacín picado
  5. 1 diente de ajo picado
  6. 2 cucharadas de harina
  7. 3 tazas de caldo de pollo
  8. 1 Tomate cortado en cubitos
  9. 1 cda. pasta de tomate
  10. 2 cdta. eneldo seco
  11. 1 cdta. azúcar
  12. 1/4 cdta. pimienta
  13. 1/4 taza de leche baja en grasa

Cómo hacer sopa de tomate

Derrite la mantequilla en una cacerola mediana. Añade la cebolla picada, la zanahoria, el calabacín y el ajo, cubre y deja cocinar a fuego medio, revolviendo de vez en cuando, durante unos 5 minutos.

Espolvorea la harina sobre las verduras y revuelve a fuego lento durante 1 minuto o hasta que la harina se incorpore plenamente.
Añade el caldo de pollo, los tomates, la pasta de tomate, el eneldo, el azúcar y la pimienta y deja que hierva.

Reduce el fuego a medio-bajo, cubre y cocina, revolviendo ocasionalmente, hasta que las verduras estén tiernas, unos 15 minutos. Deja enfriar a temperatura ambiente. Este paso es importante porque colocaremos la mezcla en la licuadora.

Transfiere la sopa a una licuadora (o utiliza una batidora inmersa de mano) y muele hasta que quede suave. Regresa el puré a la olla, agrega la leche y cocina hasta que la sopa esté caliente (no dejes que hierva).

Fuente: Lemontreedwelling

Tags

Lo Último


Te recomendamos