Lifestyle

Lobo gris mexicano en su camino de regreso a casa

M1141, un macho de 5 años, es la esperanza para la reintroducción y la cría de la especie en su hábitat natural en Sonora (México).

Un lobo gris mexicano ha comenzado su viaje de regreso a su hogar originario, en Sonora, México. M1141, un macho de 5 años, fue elegido por el Wolf Conservation Center (WCC) para reunirse con otros dos ejemplares liberados en la región este mismo año. Se espera que muy pronto logren reproducirse en su hábitat natural, marcando así un paso importante para la recuperación de la especie.

M1141 tiene las características ideales para ser ese lobo líder, capaz de reproducirse y guiar a la manada. A diferencia de otros individuos, que crecieron rodeados por seres humanos, M1141 nació y se crió en una zona restringida, lejos del contacto público. En otras palabras, desde su nacimiento se le preparó para una vida en la naturaleza.

“Con este lanzamiento, estamos tratando de establecer una población de lobos de cría en México y también ampliar la diversidad genética de las poblaciones silvestres”

A finales de la década de los años setenta, el lobo gris mexicano (Canis lupus baileyi) dejó su hábitat natural — extendida alguna vez desde el Desierto de Sonora, Chihuahua y centro de México hasta el oeste de Texas, sur de Nuevo México y Arizona central —. Cinco lobos fueron capturados con la esperanza de reconstruir la población, algo que hasta la fechas significa un reto.

Actualmente en Estados Unidos cuenta con 75 individuos de lobo gris mexicano viviendo en la naturaleza, aún no un número suficiente que garantice su subsistencia. En el caso de territorio mexicano, sólo se encuentran los dos liberados y este tercero que pronto se reunirá a la manada.

En México ha resultado difícil la reintroducción del baileyi por la cacería indiscriminada, los intereses de económicos de la ganadería regional, además de otros factores, como las fronteras artificiales que impiden que la especie transite en su hábitat, como lo hacía hace cientos de años.

Hace un par de años, Unidad de Manejo Ambiental (UMA) liberó a 3 hembras y 2 machos de lobo gris mexicano en la Sierra de San Luis, en Sonora. Esfuerzo que, a los pocos meses, resultó en una tragedia: uno murió atropellado, dos hembras y otro macho, fueron envenenados.

La conservación del Canis lupus baileyi en México depende, en gran medida, de la educación de los pobladores que invadieron su territorio, para dedicarlo a la agricultura y la ganadería, para hacer carreteras, para establecerse. Se necesita de un programa de educación, para garantizar que estos lobos se reproduzcan y regresen, por fin, a su hogar.

Fuente: Lewisboro Ledger

FotoErin and Lance Willett (Flickr) / (cc) by-nc-nd

Tags

Lo Último


Te recomendamos