Disfruta unas deliciosas galletas de dátiles y nueces

Disfruta de los beneficios de estos frutos, ricos en fibra y vitaminas B, fuente ideal para combatir la fatiga.

Al cocinar aprendemos algunos secretos para obtener platillos deliciosos, con ingredientes que a lo mejor nunca consideramos en el consumo regular. Cuando tomé un curso de cocina descubrí que los dátiles son una gran opción para endulzar y, además, estos frutos ofrecen grandes beneficios.

Así me di a la tarea de encontrar una receta de galletas que aproveche estos frutos llenos de fibra. En su tabla de valor nutricional encontramos las vitaminas A, D, B1, B2, B3, B9 y C. Los dátiles, además, contienen calcio, hierro, magnesio, potasio, sodio, zinc, manganesim cromo, cobre y yodo. Por su riqueza en complejo B, se recomienda para contrarrestar la fatiga — por algo se le conoce en Oriente Medio como la fuente de la vida—.

Los dátiles son el ingrediente principal de estas galletas, que se complementa perfecto con la nuez pecanera. Tiene toques aromáticos increíbles, como la canela y el clavo, una fusión de sabores deliciosos al paladar. Acompáñese con té chai o té rojo.

Ingredientes

  • 1 taza de mantequilla suavizada
  • 1 taza de nuez pecanera en trozos
  • 1 1/2 tazas de dátiles cortados y sin semillas
  • 1 1/3 tazas de azúcar
  • 3 tazas de harina
  • 3 huevos
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo
  • 1/4 cucharadita de clavo en polvo
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 2 cucharaditas de agua

Cómo preparar las galletas de dátiles

  1. En un cuenco grande, a crema la mantequilla con el azúcar, hasta obtener una consistencia ligera y suave. Agrega los huevos, uno a la vez, mezclando bien con cada incorporación.
  2. En otro recipiente combina la harina, el bicarbonato de sodio, la canela y el clavo. Gradualmente incorpora la harina al recipiente con la mantequilla, sin dejar de mezclar.
  3. Combina el agua con los dátiles. Revuelva en la masa con las nueces. Mezcla todo bien, cubre el recipiente y refrigera por una hora.
  4. Precaliente el orno a 190C. Prepara la charola para hornear, engrasándola con un poco de aceite vegetal. Forma las galletas con la porción de una cucharada y colócalas en la charola.
  5. Hornea por 8 a 10 minutos. Una vez listas, deja que las galletas se enfríen en la charola por 5 minutos. Después déjalas enfríar en una rejilla.

Fuente: All Recipes
Foto: Ma Petite Boulangerie