Pesca de medusas, buena para el ambiente y para el negocio

Mientras en Sonora (México), las medusas causan un importante desequilibrio en el ecosistema, en Asia se les considera un manjar.

Las “aguamalas” representan un peligro a los bañistas y para el equilibrio de los ecosistemas. ¿Creerían que estas medusas son comestibles? De lo que me voy enterando.

Un grupo de pescadores de Sonora, en conjunto con el Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (CIBNOR), resaltan el gran potencial de la medusa para su explotación comercial; conocida como Cannonball o, por su nombre cietífico Stomolophus meleagris. Estas aguamalas —como se les conoce comúnmente— son un manjar en el mercado asiático, específicamente en Japón, China y Tailandia.

Esta especie de medusa se encuentra entre la Bahía de Kino y el santuario de Agiabampo, en Sonora. Se le considera una especie invasora, que afecta directamente la cadena trófica del ecosistema que alcanza. En las últimas décadas su población ha incrementado considerablemente por las altas temperaturas registradas en la zona.

Considerando las características de la medusa, la importante población que se encuentra en la zona y sus efectos en los ecosistemas, investigadores de CIBNOR sugieren considerarlo una alternativa para el sector pesquero; industria que lleva décadas explotando al camarón, la sardina y el calamar.

Esta delicatessen podría abrir una oportunidad comercial en Asia y también, por qué no, se podría consumir de manera local —si es ya se hace—. La misma Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación(FAO) lanzó recientemente una recomendación para impulsar su consumo. ¿Estaremos listos? Sólo pensar en sus toxinas y el sobrenombre “aguamala” me hace dudar un poco; pero sí el mercado asiático las acepta…

La medusa se puede aprovechar también para la alimentar tortugas, pez ángel y otras especies. Se le considera una alternativa para tratar enfermedades como artritis y casos de hipertensión. Así que podemos hacer muchas cosas con las medusas, siempre y cuando se guarde un equilibrio entre consumo y población de la especie.

Aunque la especie se puede encontrar en Tabasco, Oaxaca, Sinaloa y Sonora, sólo se aprovecha comercialmente en este último estado. En los otros casos, se captura para estudios, conservación y otros propósitos científicos.

Fuente: FIS Mexico

Foto (Picasa) / (cc) by-nc-nd