Cocinas legendarias: la cocina de Frida Kahlo

¿Sabes cómo se relaciona la cocina con otras artes? Pues a esta artista le sirvió de inspiración para sus pinturas y de amor.

Cuando visité La casa azul de Frida, me encontré con varios detalles que francamente jamás esperé. El primero, fue que de sus pinturas, ninguna de las originales se encuentra en este museo, pero eso no quiere decir que su obra no esté por todas partes.

En los muros de la casa se encuentran sus escritos, otras pinturas, el caballete y los pinceles que usaba para pintar esas obras que siguen causando admiración por todo el mundo, su cama, etcétera. Lo que más llama la atención, al menos de los amantes de la comida, es su cocina.

Este espacio guarda el estilo de las cocinas antiguas. Muchas de las piezas de arte popular que lo decoran no se realizan más. Aunque en la época en que Diego y Frida vivieron aquí ya se usaba la estufa con gas, ellos preferían cocinar a la manera antigua, con leña. En esta cocina se prepararon platillos tradicionales prehispánicos, coloniales y populares, entre ellos algunos que Lupe Marín -primera esposa de Diego- enseñó a Frida a preparar.

Beatriz Scharrer Tamm, La Casa Azul de Frida

Frida se casó muy joven y claro, no sabía cocinar. Pero también era lista. Con el paso de los días se dio cuenta que la mejor forma de controlar las explosiones de mal genio de Diego era con deliciosos platillos. Muchos de utensilios de cocina eran prehispánicos, como el molcajete, y en su casa se cocinaba aún al carbón.

Aunque varias descripciones dicen que la cocina de Frida era pequeña, la verdad es que si la comparamos con el tamaño de una cocina actual, el tamaño de esta no era nada despreciable. Aunque claro, no cocinamos con tan grandes ollas ni manejamos la leña.

Como Frida no era muy buena cocinando, ni atendiendo a sus invitados, le pidió a Lupe Marín, ex-esposa de Diego Rivera que le enseñara los secretos de la cocina. Al tiempo que se pintaban los famosos murales de la historia de México en el Palacio Nacional, las obras culinarias de Frida iban tomando forma. Y también esas legendarias fiestas de Frida y Diego que reunirían a grandes bohemios también.

Frida se vería inspirada por la cocina para su arte, por ejemplo, en Novia que se espanta al ver la vida abierta. La artista se maravillaría con los colores y sabores de la comida, de los mercados, de las fragancias. Muchas quedarían plasmadas en su arte.

p0440x.jpg

Foto: fridakahlofans.com

Guadalupe Rivera, hija de Diego, escribió un libro llamado: “Las fiestas de Frida, Recetas y reminiscencias de su vida”. con las recetas de Frida y una serie de pasajes sobre sus vivencias. Nos morimos por probar sus recetas, ¿ustedes no? Suena a que son platillos con mucha historia.

Foto: Museo Frida Kahlo