Aguacate y plátano, inusual y dulce combinación

El aguacate es común para platillos salados, pero su sabor y consistencia lo convierten en un ingrediente ideal para crear cremosos y dulces postres sin lácteos.

Durante años no comí aguacate, ni siquiera el guacamole. Estaba convencida que su sabor no era lo mío. Pero en mi transición al veganismo, me topé con cientos de recetas que lo utilizaban. Lo que más llamó mi atención fue la frecuencia con que el aguacate se usa para postres, sobretodo su inusual combinación con plátano. Su mezcla sirve para base de muchos postres veganos. Cuando al fin me decidí a probarlos juntos, descubrí el pudding más dulce y delicioso de toda a vida (además sin leche y azúcar).

Existen muchos postres a base de acuacate y plátano, pero la base es este sencillo pudding:

Porciones: 2-4

Ingredientes:

  • 2 aguacates maduros
  • 2 plátanos maduros (mientras más maduro mucho más dulce)

Cómo hacer un pudding de plátano con aguacate

Pelar los aguacates y plátanos, y colocar en el procesador. Mezclar hasta tener una consistencia cremosa y suave.

Si no tienen procesador, pueden mezclarlo en la licuadora, sólo añadan un poco de agua para que sea más fácil (en realidad es muy poca lo que se necesita).

img2986e1378238917607.jpg

Los plátanos maduros son tan dulces, que no hace falta añadirle azúcar. Pero queda la opción abierta para quienes necesiten un poco más de dulce.

img2988.jpg

Yo ya lo he probado con plátanos no tan maduros, y el efecto sigue siendo igual de rico. Puedes ir nivelando las cantidades de cada fruta de acuerdo a tu gusto.

Este fue mi primer acercamiento exitoso al aguacate. Pero en otro momento les cuento como me va cuando lo pruebe con chocolate o como helado.