Planta automotriz extiende su producción con basura

En Aguascalientes (México), Nissan extiende su proyecto de biogás generado a partir de basura orgánica, con apoyo del gobierno del estado.

Por fortuna existen empresas en México que ponen el ejemplo, con avances en el uso de energía limpia y renovables. Desde su planta de Aguascalientes, Nissan Mexicana anuncia la extensión de proyecto de biogás generado a partir de basura orgánica. Este compromiso va de la mano con la desarrolladora Ener-G y la colaboración del gobierno del estado.

En la primera fase de su proyecto sustentable, la planta utilizó un 6% de electricidad generada a partir de basura y otro 45% de electricidad tiene su origen en sistemas eólicos. Asegura Marco Antonio Rivera, gerente senior de Energía y el Medio Ambiente de Nissan Mexicana, que es el único desarrollo que cuenta con estas características en el país — mencionando al gobierno Monterrey que cuenta con un esquema parecido no tan grande como este.

Este nuevo compromiso por parte de Ener-G y el gobierno de Aguascalientes será por los próximos dos años. Mientras tanto la alianza Nissan – Renault continúa con los planes para la creación de una segunda planta automotriz en la región.

Nissan Mexicana tiene en sus manos la posibilidad de crear una nueva fábrica que vaya acorde a su compromiso con el medio ambiente y la sustentabilidad. Con ello da un ejemplo al sector en el país, esperando que se vuelva una tendencia. Una cosa es cumplir con una certificación ambiental — muchas de ellas manipuladas —; otra es tener cada vez más empresas con un genuino compromiso con la Tierra.

No se trata nada más de generar empleos y vender coches que contaminen más. Las empresas en general deben reconocer su impacto ambiental y tomar las acciones necesarias para disminuirlo al máximo. Por lo pronto Nissan, en su planta de Aguascalientes, va dando los primeros pasos.

Link: Equilibrio
Foto: Auto Field Guide