logo
Cuidemos los cenotes de la explotación turística
Lifestyle 26/08/2013

Cuidemos los cenotes de la explotación turística

INAH crea un reglamento para la protección y el cuidado de estas bellezas naturales, que han sido dañadas y saqueadas por el paso de los turistas.

Por : Becky Santoyo

Cuevas de roca caliza disuelta por la filtración de agua, que ahora forman hermosos estanques explotados por el turismo. Los cenotes son visitados por miles de personas cada año; su paso deja huella a estos regalos de la naturaleza. Para evitar cualquier daño irreparable, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) creó un reglamento para fortalecer la protección y la conservación de cuevas y cenotes en Campeche, Yucatán y Quintana Roo, México.

Además de ser bellezas naturales, los cenotes resguardan mucha de nuestra historia — y fósiles de otras eras —. En épocas prehispánicas, algunos de estos cenotes fueron considerados sitios sagrados donde se realizaban ofrendas y sacrificios. Ahora son una atracción turística más, especialmente explotados en la península de Yucatán. Por falta de precaución y vigilancia, algunos de estos lugares han sufridos saqueos.

“A algunas personas se les hace muy sencillo sacar una vasija de los cenotes, o las prácticas de buceo no son las adecuadas pues remueven los sedimentos y alteran toda la deposición del sitio, de ahí la importancia de esta reglamentación” ~ Pedro Francisco Sánchez Nava, coordinador nacional de Arqueología INAH

La nueva reglamentación señalará las acciones necesarias para la conservación de estas bellezas naturales. Además mencionarán las restricciones establecidas a nivel federal, estatal y municipal. Actualmente el reglamento está listo , sólo falta que sea revisado y avalado a nivel jurídico para ser implementado. Se espera que esto sea posible antes del próximo verano, en 2014.

A la par del nuevo reglamento, los cenotes tendrán cédulas informativas en cada sitio. Se mencionará un poco de su historia, una fecha aproximada de formación — como dicen, un acta de nacimiento —. También se mencionarán las restricciones indicadas para la protección de estos delicados sitios naturales que, aún pueden ser salvados de alguna catástrofe.

Da gusto que INAH tome acciones sobre el cuidado de los cenotes. Existen otros lugares que, en su momento, contaban con una belleza natural incomparable; sin embargo, en la actualidad, sólo tienen basura y comercio (quiero creer, clandestino). Tal es el caso de la cascada de Agua Azul, en Chiapas, que tienen un desplegado de puestitos de comida, artesanías y recuerditos que opacan al lugar de manera importante.

Si no queremos ver estos lugares hechos un tianguis, entonces ¡cuidemos nuestros cenotes!

LinkPlaneta CNN
FotoLuis Miguel Bugallo Sánchez (Wikimedia) / (cc) by-sa