Maridaje de cerveza y mariscos

La cerveza y los mariscos son una buena alternativa para disfrutar el fin de semana. Aprende a combinarlos.

Los mariscos son un tipo de alimento ideal para compartir con amigos durante el fin de semana. En esta oportunidad, te contamos cómo combinar perfectamente los sabores de la cerveza con los productos del mar.

En el caso de los crustáceos, de sabor fuerte e intenso, viene bien una cerveza ligera y suave. Estos alimentos son de aromas penetrantes y delicados al mismo tiempo. Todos ellos dejan en la boca gustos persistentes que casan perfectamente con las cervezas claras.

Como consejo, proponemos añadir cerveza al caldo corto del escalfado de un marisco, ya que esto acentúa el aroma de este. Además, cuando los mariscos se preparen con salsas muy condimentadas, las cervezas que los acompañen deberán ser más de cuerpo y contenido alcohólico, aunque no demasiado amargas. Mientras que los mariscos a la plancha van bien con cervezas claras.

Asimismo, los salpicones de marisco bien aliñados con vinagre son los perfectos acompañantes de una cerveza, pues la acidez de este plato, deja fuera de juego a los vinos, inmediatamente. Mientras tanto, los calamares y otros cefalópodos liberan aromas y gustos persistentes a mar, por lo tanto, si van de la mano de una cerveza clara, nada puede salir mal.

Finalmente, los moluscos al vapor, que también pueden ser cocinados en cerveza, se suelen servir con vinos blancos bien fríos. Una alternativa a esto, es la cerveza rubia. Fría y refrescante.

Fuente: Maridajes Gourmet