Jengibre, maravillosa raíz asiática

Utilizada desde hace milenios por culturas asiáticas, nos ofrece la solución a varios males, además de un delicioso sabor.

Su aroma nos transporta al oriente. Su sabor despierta cada una de nuestras fibras. Sus beneficios mantienen nuestro cuerpo con excelente salud. Ese es el jengibre, una raíz básica en Ayurveda — ciencia india milenaria — y popular entre los remedios caseros en todo el mundo.

Originaria del este de Asia, se ha utilizado por milenios por las culturas hindúes y chinas, principalmente para estimular la digestión. Por sus características, su propiedad picante, genera “fuego digestivo” en el estómago — conocido como agni —, que facilita la absorción de nutrientes y el paso de los alimentos. Un elemento importante en dichas culturas que se busca siempre equilibrar.

En Europa y América comenzó su consumo como una hierba medicinal , sin embargo, se hizo popular gracias a los refrescos, sodas o soft drinks; como es el caso del ginger ale. Actualmente se le puede encontrar en postres, galletas de temporada y, en especial, en té chai.

Rico en aceites esenciales y minerales

 

Esta maravillosa raíz está compuesta por ácidos, aceites esenciales, aminoácidos y minerales, entre los cuales destacan:

  • Vitaminas A, C, E, B1 (tiamina), B2 (riboflavina) y B6 (piridoxina), ademas de Folacina y Niacina.
  • Aminoácidos: arginina, histidina, isoleucina, leucina, treonina, valina.
  • Minerales: aluminio, boro, cromo, cobalto, manganeso, fósforo, silicio, zinc.
lemonginger660x550.jpg

Wildwood

Propiedades benéficas a nuestra salud

Las bondades del jengibre van más allá de facilitar la digestión. Se recomienda para dolores musculares y óseos, para gripe, dolor de cabeza, hasta para evitar el padecimiento de cáncer.

  • Anti-inflamatoria. El consumo de jengibre suprime la síntesis de prostaglandina, como hacen los anti-inflamatorios de preescripción — claro, sin los indeseables efectos secundarios —. Toma una infusión de jengibre o, bien, puedes utilizar una pasta de polvo de jengibre y agua en la zona afectada. Se recomienda a quienes padecen de artritis, reumas y dolores articulares.
  • Anti-oxidante. Limpia impurezas que pueden perjudicar a las articulaciones, permitiendo que circule sangre fresca en su alrededor. Por esta característica también se le considera anticancerígeno.
  • Anti-bacteriano. Con especial acción en el intestino. Ayuda a conservar la flora intestinal, otro punto favorable al sistema digestivo. Por esta misma característica evita la aparición de úlceras, provocadas por la tan conocida Helicobacterpylori.
  • Corazón y circulación sanguínea. El consumo regular de jengibre evita ataques cardiacos y trombosis. Regula la presión, favorece a la circulación y fomenta la regeneración de tejidos.
  • Vías respiratorias. ¡Excelente para combatir alergias y resfríos! Alivia síntomas de gripe, en especial si se toma una infusión, por lo menos tres veces al día.
  • Evita dolor de cabeza, cólicos menstruales y más.
Para fortalecer el sistema inmunológico, en Ayurveda recomiendan tomar todos los días en ayunas una infusión de jengibre rallado (se sirve con todo y la raíz), un limón y un chorrito de miel. Con esto evitarás cualquier tipo de enfermedad de temporada.
¿Les gusta el jengibre? Hay muchas opciones para disfrutarlo, sea en alimentos o bebidas, eso sí siempre que sea de la forma más natural posible. Así que la próxima vez que vayan al supermercado, no olviden comprar un poco de jengibre. El remedio casero por excelencia en forma de raíz.

Más sobre el jengibre en Sabrosía

Foto: Nino Barbieri (Wikimedia) / (cc) by-sa | Wildwood