Lifestyle

El caldo Tlalpeño: platillos con mucha historia

¿Sabes desde cuando se volvió famoso el mítico caldo originario de Tlalpan? Todo involucra un personaje mal comprendido, una fiesta, borrachera, y por supuesto, una cruda.

Uno de los platillos más reconfortantes que pueden ofrecer las abuelas y las madres es este. Un caldo que va acompañado de verdura y pollo, bueno para el cuerpo y el alma. El caldo Tlalpeño nació en el que fuera el pueblo conocido como Tlalpan, al sur de la ciudad de México. Aunque este sitio es ahora parte de la ciudad.

La palabra Tlalpan viene del náhuatl tlalli, “tierra”, y la palabra pan, “sobre”, es decir, “sobre la tierra”. Este era el primer poblado sobre tierra firme al sur de la gran Tenochtitlan, capital del imperio azteca, cuando ambas regiones estaban separadas por el lago de Texcoco. Sin embargo, aunque la relación con el nombre del caldo pareciera directa, hay dos regiones del país que se disputan su creación. Una de ellas es la de Talpa, en Jalisco.

La razón por la que el caldo se hizo famoso fue a causa de uno de los personajes más representativos en la historia de México: Santa Anna. Este personaje en particular desempeñó un papel importante en la guerra de independencia, luego se convertiría en presidente en 11 ocasiones. Quedó bastante estampado en la historia de México porque bajo su mando, una parte del país se vendió a Estados Unidos.

Pero la historia del caldo es mucho menos sombría. Resulta ser que este general, según cuenta la leyenda, tuvo una buena corrida en la que se le juntaron tres días de fiestas y peleas de gallos. Después de tanto festejar amaneció “crudo”, por lo que requería de un remedio rápido para sentirse mejor.

Desesperado, buscó a la cocinera para que le hiciera un brebaje que le devolviera el alma al cuerpo. Entonces ella le dió un consomé de pollo con verduras, perón agrio, jitomate, epazote, chile chipotle y sal. Que desde entonces se inmortalizara por la icónica figura.

Y qué les digo, es maravilloso para un estómago hambriento y un corazón roto. En la universidad, una amiga y yo siempre íbamos por uno cuando alguna de las dos había terminado una relación y nos sentíamos mejor.

Por si acaso están teniendo un mal día o una semana turbulenta, les dejamos la receta del exquisito, pero sencillo caldo.

Tiempo de elaboración | 40 minutos
Dificultad | Fácil
Personas | 4

Ingredientes

  1. 1 pechuga de pollo partida en dos
  2. 1 rabadilla con guacal
  3. 1 trozo de cebolla
  4. 2 dientes de ajo
  5. Sal al gusto
  6. 2 elotes en trozos (con todo y olote)
  7. 2 papas blancas chicas en cubos medianos
  8. 2 zanahorias cortadas en cubos medianos
  9. 2 tazas de ejotes sin “colita” y cortaos a la mitad
  10. 2 calabazas italianas cortadas en medias lunas gruesas
  11. Chile chipotle al gusto
  12. 1 ½ taza de puré de jitomate
  13. Sal al gusto

Cómo hacer caldo tlalpeño

Para realizar el caldo, lava bien la pechuga de pollo y la rabadilla con el guacal y ponlo a cocer en 1 ½ litro de agua hirviendo con la cebolla, el ajo y sal al gusto. Cuando comience a hervir agrega las verduras, primero los elotes, las papas y las zanahorias deja hervir por 10 minutos, luego añade los ejotes y por último las calabazas.

Ya cocido el pollo retíralo del caldo, deshébralo y aparta, sin quitar el caldo del fuego. Para finalizar agrega al caldo un poco del jugo de los chiles chipotles picados y el puré de tomate,sazona con sal al gusto y deja hervir por 10 minutos más.

Para servir, coloca en los platos hondos el caldo con las verduras añade la pechuga de pollo deshebrada por encima, termina con cubitos de aguacate picado y el chicharrón desmoronado, se le puede agregar limón, pero depende del gusto de cada quien.

Fuente: El economista y al sabor del chef
Foto: Cuisine for teens

Tags

Lo Último


Te recomendamos