Lifestyle

París en su mesa con unas Crêpes Suzette [Martes de Postres]

La cocina de un postre que tiene más historias que el hilo negro, aunque su sabor es determinantemente exquisito, sin tanta vuelta. Te invitamos a preparar este platillo y degustar con familiares y amigos.

Un plato que tiene una y mil historias detrás sobre su origen. Que es parisino, que no lo es, que nació gracias a un accidente, entre otros cuentos que se tejen en torno a su preparado. Una de las leyendas cuenta que un chef parisino creo estas creps inspirado en la belleza de una bella joven llamada Suzette.

Otra historia cuenta que fue creado por el derrame y post inflamación de un licor de naranja, accidente que determinó su sabor sin igual. Bueno, muchos de los mejores platos han sido creados por un sabroso caso fortuito.

Como sea haya sido la historia, dejamos una exquisita receta para disfrutar en familia, mientras se discute de dónde podría venir un postre tan rico y diferente como éste.

Tiempo de elaboración| 60 minutos
Dificultad| Fácil
Personas| 4

Ingredientes

  1. 2 huevos
  2. 200 ml de leche
  3. Sal
  4. 80 gramos de harina de trigo
  5. 220 g de azúcar
  6. 100 g de mantequilla
  7. 6 naranjas de cultivo biológico (en lo posible)
  8. 4 cucharadas de licor de naranjas (por ejemplo, Cointreau)

Cómo preparar Crêpes Suzette

  1. Bata los huevos con la leche. Añada sal, la harina y 2 cucharadas de azúcar, y mézclelo hasta obtener una pasta lisa. Caliente la mitad de la mantequilla en una sartén hasta que espume y deje que se dore. Incorpórela a la pasta.
  2. Para preparar la salsa, lave 3 naranjas con agua caliente y séquelas. Ralle la piel. Exprímalas y, en un cazo (o una olla), mezcle el zumo y la ralladura con el resto del azúcar. Llévelo a ebullición y redúzcalo a fuego fuerte hasta obtener un sirope no demasiado espeso.
  3. Encima de un plato para recoger el zumo que caiga, pele las otras tres naranjas con cuidado, llevándose también la membrana blanca. Luego, extraiga los gajos de su pielecilla. Incorpore al sirope el zumo que haya caído.
  4. En 2 sartenes antoadherentes, caliente un poco de mantequilla hasta que espume. Vierta un cucharon de la pasta en cada uno, inclinándolas para que se extienda por toda la base. Haga las creps por ambos lados hasta que queden doradas y luego páselas por una rejilla. Tápelas con un paño de cocina y manténgalas templadas por abajo. Haga así 12 creps.
  5. Cuando estén listas, reparta entre ellas los gajos de naranja. Doble las creps y dispóngalas una junto a la otra en 1 o 2 sartenes. Viértales por encima el sirope y el licor de naranja. Caliéntelo y queme el licor con una cerilla para flamear las creps. Sírvalas inmediatamente.

Variante. Estas creps quedan muy bien con una macedonia de frutas o plátano flambeado: corte los plátanos por la mitad a lo largo y dórelos en una sartén. Viértales un poco de ron encima y flaméelos. Sírvalos con una crema de chocolate.

*Flambeado: rociar un ingrediente con licor. Una vez calentado se enciende para que elimine el alcohol y conseguir que el preparado sólo se quede con el aroma y el sabor.

Fuente: Libro- Gran Escuela de Cocina 

Foto: spackletoe (cc Flickr)

Tags

Lo Último


Te recomendamos