Milanesa empanizada, sencilla delicia

Una sencilla forma de sentirte como en casa y comer delicioso. Que además se acompaña bien de ensaladas.

Siempre que pienso en comida casera, no puedo evitar pensar en la combinación sencilla de una milanesa empanizada con un poco de lechuga y pepino. Las comidas familiares así eran en mi casa, sencillas y reconfortantes. En mis años estudiantiles me di cuenta de que no sabía como preparar este básico, ni elegir los ingredientes necesarios.

Yo sé que es algo sencillo y que quizás, en realidad habría sido mejor extrañar un platillo como el pollo a la plancha que es bajo en calorías, pero ese sencillo manjar es lo que yo conocí como “comida de mamá”.

Lo genial de esta receta es que tienen la opción de elegir pollo o res, aunque en esta ocasión nos fuimos por el primero.

Tiempo de elaboración | 30 minutos
Dificultad | Fácil
Personas | 4

Ingredientes

  • 4 huevos
  • 1 diente de ajo
  • Sal y pimienta al gusto
  • Un paquete de pan molido, o para que sea más saludable, muele un poco de avena en la licuadora y úsala para empanizar
  • 6 milanesas de pechuga de pollo
  • Aceite

Cómo preparar milanesa de pollo empanizada

Lo primero es hacer la mezcla para que el empanizado se pegue. Por lo que mezcla el huevo y muele el ajo, con la pimienta y la sal. Esto de preferencia se hace en el molcajete, pero puedes improvisar, o usar un rallador fino para deshacer el ajo.

Lo siguiente es remojar las milanesas en la mezcla por completo para luego cubrirlas en el pan. Calienta el aceite en el sartén y fríelas hasta que queden doradas y cocidas, de 3 a 5 minutos de cada lado.

Foto: quericavida