Lifestyle

Las bondades del sésamo en la salsa Tahini

Su consumo va en aumento gracias a las inagotables propiedades que contiene esta particular salsa a base de aceite de oliva y de la mágica semilla del sésamo.

Cada día está siendo más popular el hecho de encontrarse con la salsa Tahini como un ingrediente principal de algunos platillos. Pero, ¿de qué se trata?
De la bondadosa semilla del sésamo proviene una pasta elaborada a partir de éstos: Tahini. Comenzó siendo un acompañamiento y  hoy se perfila como un alimento gracias a su buen sabor y los grandes beneficios que aporta al organismo. No podría ser menos, viniendo de una semilla tan poderosa y multifacética como el sésamo.

El tahini es una noble mezcla de aceite de oliva y de las nombradas semillas. Su potencial está en sus infinitas propiedades como la gran cantidad de ácidos grasos esenciales que la componen y que le otorgan el efecto de ser cardio saludable, gracias a ambos ingredientes principales.

Un poderoso antioxidante

Sésamo. Un poderoso antioxidante presente en esta pequeña y valiosa semilla, que logra que los grasos esenciales no se vean perjudicados por la oxidación propia del paso del tiempo. Es también un agente que evita que las células del cuerpo se vean deterioradas por efecto de los radicales libres.

Una digestión de lujo

Para asegurar un buen resultado digestivo, y conseguir una correcta asimilación de nutrientes, recomendable es el consumo de Tahini, porque también es un alimento digestivo que bien agradecerá el organismo. Si bien esta salsa contiene una alta dosis de calorías, esto por su nivel de ácidos grasos esenciales, el tahini resulta ser un aderezo mucho más saludable que la mayonesa, por ejemplo. Una información que sigue sumando a convertirse en protagonista de nuestros platos favoritos.

Nutrición en un sólo toque

El tahini no se queda atrás en valores nutricionales, porque su contenido en vitamina B, minerales como el hierro, calcio, magnesio, zinc y fósforo, más una dosis extraordinaria de proteínas la convierten en una salsa favorita, incluso para disfrutarla a primera hora de la mañana junto a una rebanada de pan integral. ¡Qué mejor!

Ya está todo dispuesto para que te cambies a esta salsa y la hagas tu favorita. Pruébala y verás los resultados. Desde ya damos fe del agradecimiento de tu paladar.

Fuente: Vitonica
Foto: anotherpintplease (cc Flickr)

Tags

Lo Último


Te recomendamos