FEMSA arrebata agua a los mexicanos

Caotepec, Veracruz enfrenta escasez de agua, mientras que Monterrey puede recibir fuertes impactos de huracanes; todo gracias a FEMSA.

En México, el gobierno parece cegado por el dinero de grandes empresas; estas piden concesiones para ocupar terrenos que son de la población, áreas que cuentan con una riqueza inigualable y recursos importantísimos como lo es el agua. Parece que a las autoridades no les importa el impacto de estas decisiones, a corto, mediano y largo plazo.

El Barrio Antiguo, periódico semanal de Monterrey, realiza una investigación sobre el caso de la compañía Fomento Económico Mexicano S.A. (FEMSA) y su impacto específicamente sobre el agua. Se resaltan dos casos en específico, uno en Coatepec, Veracruz y el otro en Monterrey, Nuevo León — lo que será la nueva casa de los Rayados del Monterrey.

Coatepec, Veracruz

El Pueblo Mágico de Coatepec, Veracruz, tiene hermosos paisajes, donde abunda vegetación, cerros y manantiales. La zona es rica en agua pero, a su vez, enfrenta una escasez de este preciado líquido. Claro. Una contradicción a primera vista, como varias que ocurren en este México Mágico.

A finales de la década de los setenta, Coca Cola (FEMSA) y Nestlé se instalaron en el territorio. Ambas compañías Compraron ranchos y quintas, propiedades que cuentan con lagos, arroyos y manantiales con agua cristalina. Gracias a un convenio con el Gobierno de Veracruz, las compañías obtuvieron concesiones por 80% de los mantos acuíferos en la zona.

Tuvieron que pasar 40 años para que la población sintiera el verdadero impacto de este acuerdo. Más que trabajos para la zona, FEMSA ha quitado lo cristalino a los ríos y una imperiosa necesidad de buscar el líquido para consumo humano, recurriendo a otros estados como Puebla. Lo más impactante es el costo del agua embotellada ¿Qué prefieres tomar?, ¿agua, refresco o cerveza? Los tres productos rondan en los mismos precios en la zona.

Monterrey, Nuevo León

Otro caso que sólo es visto en México Mágico. FEMSA en alianza con Nestlé lograron la concesión de un terreno de 26 hectáreas en el parque La Pastora. Según estudios y especialistas, en ese espacio se encuentran mantos acuíferos que la compañía no puede tocar hasta que tenga un permiso de la Comisión Nacional del Agua (Conagua). En tanto construyen el estadio de los Rayados del Monterrey.

En el caso La Pastora se destacan dos puntos importantes. El primero con relación el impacto de las tormentas y huracanes sobre Monterrey. En 2010 se vio el efecto de Alex, con inundaciones que arrasaron con árboles, coches, todo a su paso. Con el nuevo estadio, el impacto será mayor.

Según expertos, como Jorge Longoria, arquitecto urbanista miembro de la asociación civil Vertebra, “no sólo se van a inundar las colonias vecinas cuando llueva, También se les va a inundar el estadio.”

Por otra parte, existen mantos acuíferos en la zona donde está el estadio. Las compañías constructoras a cargo recibieron las ordenes de no perforar, dañar o tocar los mantos acuíferos. Se han tomado las debidas medidas al respecto, pero eso no quita que el agua está ahí. Mientras tanto FEMSA traslada su agua de Saltillo a Monterrey, porque es más fácil de purificar.

En cualquier momento FEMSA puede pedir una concesión para el uso del agua en esas 26 hectáreas, como el caso de Veracruz. El agua que en teoría debería ser destinada para el uso de la localidad.

 

Estos quedan como dos grandes ejemplos de lo que puede hacer una compañía con el agua de los mexicanos. Con el paso del tiempo, el impacto de estas concesiones y decisiones tomadas por el gobierno afectan cada vez más a ciertas poblaciones.

Es increíble que Veracruz, siendo el estado con más escurrimiento de agua en el país, enfrente escasez. Tuvo que acarrear agua desde Puebla, algo que paró en 2012 por protesta de los locales — el agua para los poblanos.

Así existen una infinidad de luchas por el agua en el país; como los casos vistos en Chiapas, en Coyotepec o los Yaquis. Hasta que no abramos los ojos y pidamos un cambio desde la estructura, el camino de México seguirá así… perdiendo sus recursos.

Links:

Fuente: Así se adueña del agua FEMSA (El Barrio Antiguo)
Foto: Visit Coatepec