Este 26 de julio ha comenzado un nuevo ciclo, según los mayas

El calendario maya –también llamado de las Trece Lunas- plantea que el año concluye el 24 de julio y que un nuevo período comienza el día 26, quedando el 25 como una jornada “fuera del tiempo”, una fecha intermedia entre dos ciclos.

 

Imagen foto_0000002220130723110649.jpg

Hace un par de días te contamos que la luna llena del recién pasado lunes 22 de julio fue la última de un ciclo, de acuerdo al Calendario de las Trece Lunas, que establece el día 24 como el fin de un año y el 26 como el inicio de otro.

La jornada del 25 es un día "fuera del tiempo", según los mayas, quienes destinaban esta fecha intermedia entre el fin y el comienzo de un año a la celebración y la meditación, con miras a dar la bienvenida a todo lo que viene en el nuevo período.

De esta forma, nos encontraríamos en un momento especial, en el que debemos "decir adiós a lo viejo, a todo aquello que ya no deseamos en nosotros mismos y en nuestras vidas, para dejar sitio a lo que llegará con el nuevo año", señala el sitio Susurros del Alma para Despertar.

"Nos encontramos en época de cambios profundos –agregan-. Los últimos meses nos están enfrentando a temores escondidos, patrones antiguos y cuestiones aún por resolver en nosotros mismos. Un nuevo ser humano renace tras este proceso. La luz se abre camino desde su interior, disolviendo todo aquello que lo volvía pequeño, inseguro o temeroso".

A través de la meditación podemos ayudar "a que se produzca esa hermosa transformación, aprovechando la energía que acompaña a este final de ciclo".