La tradición e identidad que emana del Pozole

La cultura culinaria mexicana es tan rica como la cantidad de personas que habitan sus ricas tierras. Uno de sus comunes platillos es el Pozole, una sopa que tiene los ingredientes necesarios para gritar, ¡viva México! Y claro, pedir más.

La magia de un platillo mexicano que se ha paseado por las mesas de grandes y chicos, en todos los tiempos.

Tradición, una palabra que resume a este preparado que podría definirse como una sopa a base de granos de maíz, a la que se le agrega carne de cerdo como un ingrediente secundario. Se consume en las fiestas patrias y es una excusa perfecta para aumentar la temperatura del cuerpo cuando el frío se cuela hasta los huesos.

Si bien el Pozole rojo es el más conocido, según el territorio mexicano donde se deguste, este plato toma algunas variaciones y colores. Se caracteriza por ser preparados con un tipo de maíz que comúnmente se denomina cacahuazintle.

Cabe advertir que realizar esta receta es también armarse de paciencia, pero , ¡qué resultado!

Tiempo de elaboración| 3 horas 30 minutos
Dificultad|Mediana
Personas|8

Ingredientes

1 kilo de maíz para pozole, pre-cocido
1 cabeza de ajo
Sal al gusto
1 kilo de carne de puerco, en trozos medianos
1 jitomate grande
100 gramos de chile mirasol
1 pizca de orégano
1 cucharadita de cominos
1 diente de ajo

Cómo preparar Pozole

  1. Coloca el maíz en una olla grande, cubre con agua, agrega el ajo y sal al gusto y cocina a fuego medio durante 2 horas.
  2. Después de ese tiempo, agrega la carne a la olla y cocina durante 1 hora o hasta que la carne esté bien suave.
  3. Mientras, hierve el jitomate hasta que se haya ablandado. Remoja los chiles en agua caliente hasta que estén suaves, quítales las semillas y el rabo y muélelos junto con el jitomate, sal, orégano, cominos y 1 diente de ajo. Cuela.
  4. Cuando ya está suave la carne, sácala de la olla y deshébrala.
  5. Vierte la salsa roja dentro de la olla con el maíz y deja que suelte el hervor. Regresa la carne deshebrada a la olla, rectifica la sazón y deja que hierva unos minutos más antes de servir.
  6. Sirve con lechuga picada, cebolla picada y unas gotas de jugo de limón. Acompaña con tostadas.
Disfruta de este exquisito pozole y siente la tradición de un plato cargado de historia mexicana. Degústalo cuando visites alguno de los Hoteles Meliá Internacional.

Fuente: allrecipes 

Foto:  jeffreyww (cc Flickr)