Popeye y el poder de las espinacas

Algunos medios mencionan que fue el 17 de enero, otros el 1 de julio, lo cierto es que en 1929 nace uno de los personajes más queridos de las tiras cómicas: popeye, el marino. Varias son las historias y leyendas urbanas que se hilan en torno a uno de los personajes más queridos de la animación.

En 1929, el dibujante Elzie Crislerb Segar, crea uno de los personajes más recordados de las tiras cómicas: Popeye.

Son varias las historias que se tejen en torno a este dibujo que encarna a  un marinero con un claro gusto por los vegetales que fumaba  pipa todo el tiempo. Enamorado eterno de Olivia, hacía todo lo posible por salvarla de las garras de Bluto (nombre original del conocido Brutus), un gigante que no podía con la gran fuerza de Popeye, quien gracias a las latas de espinacas vencía sin problemas a su clásico contrincante.

No siempre fue espinaca lo que aumentaba la fuerza de Popeye. La publicación de un estudio aseguraba que las espinacas contenían grandes cantidades de hierro. El tema es que este resultado no era lo que parecía, ya que las cifras estaban mal escritas al ser traducidas. Pero nada importó mucho, se introdujo este vegetal en la tira cómica y todo fue un boom, el marino y sus compañeros de escena fueron atrayendo miradas y gustos.

La ingesta de espinacas en Estados Unidos fue en aumento, incluso los productores de este vegetal en Texas levantaron una estatua en honor y gratitud a este especial personaje colorido. Se comenta, además, que cuando se populariza este dibujo, había una gran cantidad de personas con anemia, por lo cual, el consumo de vegetales como la espinaca era muy beneficioso y la plataforma de este nuevo personaje facilitaba el consumo.

Pero no todo es vegetales. Existe una leyenda urbana respecto al consumo de espinacas de Popeye. Dana Larsen, un activista canadiense que lucha por la legalización de la cannabis,  escribió un artículo señalando que entre los años 1920 y 1930 el apodo que recibía la marihuana era espinaca, y la relación del personaje con su pipa hacia asociar estos temas. Otros mencionan que antes de ser popularizado como dibujo animado, Popeye no era un personaje grato, incluso algo violento.

Lo cierto es que cada vez que nuestro marino amigo requería de energía iba por unas latas de espinacas y las consumía rápidamente, efecto que llegaba hasta sus marcados músculos y le otorgaba toda la fuerza que necesitaba. Este recuerdo es el que prevalece en la infancia de quienes miraban con atención las aventuras de Popeye.

¿Quieres tener tú también la fuerza de este marino? Te dejamos con algunas deliciosas recetas para realizar en casa:

Fuente: Universia  delarosaricDirecto al paladar  Wiki/ Popeye

Foto portada: veganfeast (cc Flickr)