Los escapes de los pandas rojos

El panda rojo es similar a un mapache, disfruta de la nieve y es famoso por interrumpir almuerzos de maneras adorables.

Otra característica menos conocida es su talento como escapista. Por eso no es de extrañar el escape que Rusty, el panda rojo del National Zoo, realizó hace unos días.

cq5dam.web.1280.1280.jpg

Rusty

Si bien los pandas rojos (Ailurus fulgens) pueden parecer animales terrestres como los mapaches, su hábitat es en los árboles, por lo que se mueven de manera incomoda y torpe en el suelo, algo lindo de ver pero peligroso debido a sus afiladas garras.

La Asociación de Zoológicos y Acuarios señala que, para evitar la depresión, los pandas rojos necesitan de objetos a los cuales trepar. Al proporcionar objetos para que se suban, hay que tener cuidado en que no escapen. “Puede que no sean grandes saltadores, pero esa es la única debilidad en lo que respecta a escapar. Son excelentes nadadores y escaladores. Sumado a una personalidad energética, curiosa y juguetona y un metabolismo activo, es fácil que sean los mayores escapistas de un zoológico.

Por suerte, Rusty fue hallado a salvo en un arbusto cercano al National Zoo, sumando una escapada más a la siguiente lista:

  • 1978: Zoológico de Rotterdam, Países Bajos. Este fue el lugar del primer escape de un panda rojo. También desató el “efecto de panda rojo”, donde gente en la ciudad comenzó a ver pandas rojos en todas partes.
  • 2005: Centro de la Naturaleza de Birmingham, Inglaterra. El panda rojo Babu se las arregló para escapar de su hogar en el centro. Babu había intentado escapar varias veces con anterioridad. Lo encontraron cuatro días más tarde, a 18 metros de altura, en un bosque cercano.
  • 2007: Zoologico de Norfolk, Virginia, Estados Unidos. Un panda rojo de un año de edad llamado Yin se hizo un nombre escapando dos veces en el mismo mes.
  • 2008: Galloway Wildlife Conservation Park, Escocia. Una madre panda rojo y su cría se las arreglaron para escapar de zoológico y sobrevivir fuera dos meses. Pichu (madre) y su cría Isla se escaparon por una pared que derribó una tormenta.
  • 2009: Zoologico de Londres, Inglaterra. Nadie se dio cuenta cómo se arrancó del zoológico, pero un guardia de seguridad lo vio a las tres de la mañana en un parque cercano. Tuvieron que usar un dardo tranquilizante para llevarlo de vuelta.
  • 2012: Zoologico de Dresden, Alemania. El año pasado un panda rojo se escapó trepando a un árbol cercano a su jardín. Como los pandas rojos arrancan a menudo, los guardianes del zoológico tienen un procedimiento establecido para bajarlos de los árboles por donde escapan.

Links:

Fuente: A History Of Daring Red Panda Escapes (PopSci)