MX: Delegación Benito Juárez lanza cruzada contra el sedentarismo

Intenta n acabar con este mal hábito y a la vez impulsan la cultura de la bicicleta en la ciudad

El domingo pasado, en la delegación Benito Juárez, en vez de sólo ver automóviles y camiones de transporte público,  se vieron sólo ciclistas. Puede que el día se haya pasado muy rápido, por primera vez las personas caminando, patinando y en bicicleta disfrutaron de un recorrido sólo para ellos.

El eje 7 Sur Félix Cuevas vio pasar los trolebuses sin el ruido de montón de ruidos de bocinas de automóviles.  Durante esas horas del domingo, esta arteria estuvo vigilada por elementos de Seguridad Pública y Protección Civil, que se encargó de regular el flujo de automóviles que circularon por ahí con orden y calma.

Los atletas, neófitos y expertos circularon con tranquilidad mientras el letrero “Alto al sedentarismo” los distinguía de la gente que pasaba por ahí en su automóvil. Estas pancartas eran sostenidas por hombres y mujeres de playeras azules que alentaron a los ciclistas durante el recorrido de 6.7 kilómetros como parte del programa Benido Juárez en bici, que atravesó grandes vialidades como Cuauhtémoc, Universidad, Gabriel Mancera, Coyoacán, Insurgentes Sur y División del Norte para fomentar la actividad física en familia entre los habitantes de la zona.

Desde las 8:30 de la mañana, los vecinos de las colonias Del Valle, Extremadura Insurgentes, Nápoles, entre otras, llegaron a la explanada delegacional donde estaban los servicios médicos dispuestos para esa jornada deportiva.

El delegado Jorge Romero dio el banderazo al recorrido, antes anunciando que en su administración se crearán 14 ciclovías, seis en las que los ciclistas podrán recorrer Benito Juárez de Norte a Sur, seis más de Oriente a Poniente y dos atravesarán la zona en diagonal y planean utilizar 14 millones de pesos para iniciar este proyecto.

Más que el hecho de hacer un día en bici a la semana, como ya sucede en otros puntos de la ciudad de México, me parece sumamente benéfico el hecho de que gracias a estas iniciativas se construyan las ciclovías que tanto hacen falta. Por ejemplo, algunos tenemos años queriendo dejar el transporte público y cambiarlo por una bici, sin embargo es imposible debido a que resulta muy peligroso. Tener el beneficio de caminos especiales para la gente que anda en bicicleta da cabida a que los que recorren rutas cortas dejen el auto por la bicicleta. Es un buen primer paso.