9 malos hábitos que deberíamos evitar

Descubre las acciones “positivas” que podrían estar teniendo efectos negativos.

No sólo se trata de comer bien y hacer ejercicio, sino también de no abusar de ciertos productos ni mucho menos obsesionarse con ciertas acciones.

1. Usar gel desinfectante compulsivamente

Si usas gel desinfectante cada vez que haces contacto con el mundo exterior deberías detenerte. Los expertos recomiendan usar agua y jabón a menos de que se esté en un ambiente lleno de gérmenes como un hospital. Hay estudios que comprueban que los gel que contienen triclosan refuerzan la resistencia de virus y bacterias, lo mismo con jabones que lo contengan. Por eso hay que preferir los que tengan sobre 60% alcohol, ya que son efectivos, pero de todas formas no es necesario volver a ponerse cada cinco minutos.

2. Experimentar con productos para la piel

Esto es algo que las mujeres solemos hacer a menudo. Cada cierto tiempo nos aburrimos de nuestra rutina de belleza y optamos por probar algún nuevo producto. Los dermatólogos recomiendan seguir una rutina en el tiempo, ya que los resultados se comienzan a notar al menos después seis meses. Lo único que se logra con el cambio reiterado de productos es llevar a que la piel se vaya sensibilizando con el tiempo.

3. Usar havaianas

Las havaianas u ojotas son muy cómodas y para muchos son el típico calzado de verano, pero su falta de arco y estructura de apoyo pueden provocar lesiones por todo el peso que deben sostener los pies. Así que prefiere sandalias que tengan soporte y no causen daño a tus pies.

chalas660x550.jpg

4. Lavarte los dientes después de cada comida

Suena loco, pero la verdad es que los alimentos que comemos dejan ácidos en los dientes que debilitan el esmalte. Entonces si cepillamos nuestros dientes justo después de comer cuando el esmalte está sensible podríamos removerlo. El dentista Greg Diamond de Nueva York recomienda enjuagarse la boca después de comer y dejar el cepillado para la mañana y la noche.

5. Hacer sólo cardio mientras ejercitamos

Es muy común pensar que la mejor manera de perder peso es realizar ejercicios de cardio, pero está comprobado que si se hace sólo cardio el cuerpo se acostumbra a la rutina y se pierde menos grasa en el tiempo. Incorporando ejercicios de resistencia a la rutina creará masa muscular que permitirá quemar más calorías durante el día, incluso mientras no se está ejercitando. Cambiar la rutina cada cierto tiempo es lo más recomendable.

cardio660x550.jpg

6. Saltarse comidas para dejar espacio para más tarde

Es el hábito de muchos ahorrar calorías para poder comer un poquito más después. Hay mujeres que se saltan comidas para poder beber con menos culpa en el happy hour. El problema es que saltarse el desayuno o el almuerzo provoca ansiedad e irritabilidad, lo que podría llevar a comer más de la cuenta en la tarde/noche. Pequeños refrigerios durante el día permitirán que a la once o cena no se acabe con todo lo que haya en el camino.

7. Tomar sólo agua embotellada

Hay quienes piensan que al tomar sólo agua embotellada le hacen un bien a su cuerpo, pero la verdad es que el agua embotellada no contiene flúor lo que afecta directamente la salud de los dientes. Una gran alternativa es tomar agua de la llave purificada, que hace que el agua quede libre de impurezas pero sin dejar de los disfrutar de los beneficios del flúor.

botellas660x550.jpg

8. Limpiar con productos desinfectantes

Esto es escandaloso, pero la verdad es que los productos que se definen como antibacteriales o desinfectantes podrían provocar el efecto contrario. Además los productos químicos que contienen, como el quaternary ammonium pueden provocar asma. Los expertos recomiendan limpiar el hogar con frecuencia, porque si no hay polvo no hay bacterias, más no hacerlo y recurrir a productos “fuertes”.

9. Abusar de sumplementos nutricionales

No siempre es bueno abusar de suplementos vitamínicos y minerales, en efecto muchos de los productos que consumimos vienen fortificados, por lo que no tenemos muchas deficiencias nutricionales. Entonces al no necesitarlos lo mejor que podría pasar es que las vitaminas no surtieran efecto, pero en el peor de los casos podrían causar problemas gastrointestinales. En vez de suplir la falta de vitaminas con suplementos, lo mejor es buscarlos en frutas y verduras.

vitaminas660x550.jpg

Fuente: 9 habits that may do more harm than good (MNN)