Encuentran vestigio de la existencia de sirenas en Groelandia

Producto del deshielo, impresionantes fósiles hablan de una raza extinta de hombres y mujeres mitad peces. ¡Increíble!

Hemos sabido de fakes suficientes como para creer en esto. Anuncios de fósiles en la Reserva Geológica de Alta Provenza, Digne, Francia, de un ancestro anfibio de los homínidos, el hydropithecus; una supuesta sirena momificada hallada en el Museo de Arte Buxton en Derbyshire; avistamientos de sirenas en la barrera de coral Australiana. Todos un maldito fake.

Todo respondería a que el mito de Homero y su atormentado Ulises frente a ese canto que escucha amarrado a un mástil, es revivido por pescadores japoneses que en el siglo XIX, se dedicaron a confeccionar híbridos peces-humano para vender a los interesados. De ahí proviene evidencia falsa de este asunto.

Sin embargo, una de las cuestiones que está provocando el Cambio Climático, además de la liberación del gas metano del permafrost, es irnos a las antípodas terrestres, lejanas en tiempo y por supuesto en geografía, dejando al descubierto por ejemplo los bosques bajo el hielo y más de 70 mil semillas que podrían acelerar el proceso y volver a lo que fue la Antartida: un paraíso tropical hace 52 millones de años.

Los polos están mostrando su pasado, olvidado y congelado y esta vez nos sorprende con esta estupenda noticia. La sirenas no serían un invento de piratas con síndrome de abstinencia sexual, serían una  especie extinta que nos habla del ser humano y su evolución.

Realmente impactante.