Buenos Aires: Dónde encontrar los mejores helados de dulce de leche

Si hay algo que hay que probar en la capital de Argentina son sus helados, sobre todo el de dulce de leche. Aquí te dejamos los tres mejores lugares para comerlo.

Pensar en dulce de leche, es pensar en Argentina. Y claro, una vez en Buenos Aires, ¿qué mejor que pasar el calor del verano con un helado de dulce de leche? La revista Planeta Joy publicó un artículo donde uno de sus colaboradores (Hidalgo del blog Bien Jugoso)se enfrasca en la búsqueda de los mejores helados de dulce de leche de la zona norte de la ciudad. ¿Por qué este sabor? Porque es una de las especialidades de Argentina y a la vez el sabor más vendido en el país, ocupando el 20% de todos los helados vendidos.

Luego de horas recorriendo distintas heladerías en bicicleta, Hidalgo y compañía llegaron a definir tres heladerías donde se encuentra el mejor dulce de leche de Buenos Aires, buenísimos datos a tener en cuenta si visitas la capital argentina.

Helados Jauja

Esta heladería nace en El Bolsón, en la Patagonia argentina, donde el matrimonio Adler-Mazzini comenzó a combinar los sabores locales con los lácteos de la zona, creando nuevos sabores de helados que no se veína en ese tiempo (los 80’s). Su helado de dulce de leche es clásicos y de culto, “una crema blanda, sabrosa y con trazos lácteos sobre un definido gusto de dulce de leche”.

Dirección: Lacroze 2239, Belgrano y Cerviño 3901, Palermo.

Heladería Cabaña Tuyu

El origen de esta heladería se remonta al año 1928, cuando se inauguró la lechería “Cabaña Tuyu” en la zona de Belgrano. Recién en los años 60 se convirtió en una de las heladería artesanales más prestigiosas del barrio, con sus recetas familiares. Su helado de dulce de leche destaca por su cremosidad y untuosidad, con un marcado sabor a este producto tan típico de Argentina.

Dirección: Elcano 3289, esquina Superí, Belgrano. También tiene delivery de helados y postres artesanales.

Heladería Lucca

Esta heladería no es tan popularmente conocida, pero según hidalgo de Planeta Joy, vale mucho la pena. Está en una “escondida esquina de barrio” y se distingue por sus novedosos sabores y combinaciones, muchos de frutas tropicales. Cuentan con cinco versiones de dulces de leche, pero el elegido fue el clásico, “muculoso, con abundante crema y sabor goloso, a más de uno dejó sin aliento, pero no sin entusiasmo”. Para contrastarlo recomiendan el helado de pomelo rosado.

Dirección: Rómulo Naon 2701, Coghlan.

 

Fuente:“Dónde probar el mejor helado de dulce de leche” (Bien Jugoso, PLaneta Joy)