Los mejores museos de la cerveza

Conoce algunos de los mejores museos dedicados a esta bebida, alrededor del mundo.

¿Qué es lo que hay en un museo dedicado a la cerveza? Un poco de historia, la explicación de los procesos de elaboración y naturalmente, una degustación. Un panorama muy entretenido para un amante de la cerveza que quiera conocer y entender a esta bebida.

Por lo general, los museos de la cerveza están en países que tienen una larga tradición como productores y donde la cerveza ha sido un actor importante, ya sea en su esfera económica o social. Hoy te dejamos una selección de tres de los Mejores Museos de Cerveza del Mundo.

Museo Cervecería (Bruselas, Bélgica)

Bélgica es un país cervecero por excelencia. Su aporte al desarrollo de esta bebida ha sido fundamental a través de los siglos, compitiendo muchas veces con otra potencia cervecera como Alemania. Y es que en este país encontrarás más de 400 cervecerías relativamente pequeñas que mantienen a Bélgica como uno de los íconos de las cervezas artesanales y de buena calidad.

Este es el Museo de la Asociación de Cerveceros Belgas y su plus es que entrega una visión completa de la industria cervecera belga, que combina la tradición y el presente. En el tour podrás conocer los múltiples distintos estilos de cerveza belga (trapista, de Abadía, frutales, etc)  mientras paseas por el antiguo edificio de esta cervecería del siglo XVIII ubicado en la hermosa Plaza Central de Bruselas. Además de ver los procesos de elaboración y los antiguos artefactos con que se elaboraba la cerveza, conocerás la moderna tecnología que se utiliza hoy. Sin embargo, a pesar de todo el equipamiento de última tecnología, aún se puede apreciar que los belgas le agregan su toque personal a sus creaciones. Al final dle tour, podrás degustar una auténtica cerveza belga.

Museo Heineken (Amsterdam, Holanda)

Lo primero que este museo se esfuerza en aclarar es que ellos no son realmente un museo, sino una experiencia. Y es por eso que es uno de los mejores museos de cerveza del mundo, ya que te entrega lo mismo que los otros museos (la historia de la cerveza, el conocimiento de sus ingredientes, procesos de elaboración y más), pero enfocados en que sea una experiencia interactiva. Por 15 euros puedes recorrer la vieja fábrica, conocer la historia de la compañía (un gigante en el mundo), ver el proceso de elaboración en vivo y participar en el (por ejemplo, embotellando).

Además puedes jugar en la sala de pantalla táctiles, tomar un simulador interactivo y realizar el “viaje de la botella”, lo que te dará una idea de todo el proceso de elaboración de la cerveza, desde que se hace el mosto hasta que son embotelladas. Y luego de esto, disfrutar de una cerveza gratis en el pub. De lujo, ¿o no?

Guinness Storehouse (Dublín, Irlanda)

Este museo es una parada obligatoria para quienes van a Dublín. Aquí descubrirán todo lo que hay detrás de la cerveza más reconocida de Irlanda a nivel mundial. La deliciosa y espesa Guinness, una de las cervezas negras más populares del mundo. Por alrededor de 15 dólares el tour por la fábrica de Guinness revela cómo su Arthur Guinness fundó esta compañía y cómo nació esta tradicional cerveza. También se puede conocer un poco más sobre cómo construyen las barricas donde reposa esta cerveza y sus mejores campañas publicitarias a través del tiempo.

Además, cuentan con el Gravity Bar en donde se puede tener una vista en 360º de Dublín, junto a una pinta de Guinness (500 cc) gratis. Una visita obligada.

Fuente: “Top 10: Beer Museums” (Ask Men)